Club de Páncreas advierte sobre los riesgos de la pancreatitis y los cálculos de vesícula

Dra. Carla Mancilla, directora del Club de Páncreas

 

  • El Club de Páncreas, filial de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), desmiente la efectividad de dietas y hierbas capaces de disolver los cálculos de vesícula, altamente prevalentes en mujeres. Consultar al médico en caso de presentar cálculos de vesícula, restringir el consumo de alcohol y monitorear los triglicéridos, son los factores más relevantes para evitar una pancreatitis aguda.

 

  • Chile, España, Portugal y otros países de Latinoamérica, próximamente publicarán guías clínicas para el tratamiento de la pancreatitis aguda, una enfermedad compleja y de alto costo, que no ha sido correctamente dimensionada por la población y las autoridades sanitarias.

 

La Sociedad Chilena de Gastroenterología a través de su filial Club de Páncreas, advierte la importancia de extraer los cálculos de vesícula, de alta prevalencia en mujeres y causantes de pancreatitis aguda. Según la Dra. Carla Mancilla, directora del Club de Páncreas, es importante educar a la población respecto de la necesidad de operarse de vesícula en caso de cálculos ya que no son efectivas dietas o productos de ninguna especie para disolverlos. La colecistectomía, hoy cubierta por el GES, es una cirugía bien tolerada.

 

El aumento de prevalencia de las enfermedades pancreáticas en Chile es una realidad. De éstas, la más prevalente es la pancreatitis aguda. Sólo en el año 2018 se registraron más de 8000 egresos hospitalarios con una letalidad cercana al 5%.

 

“El páncreas es un órgano complejo cuya principal función es la producción de insulina, que permite que podamos mantener niveles de azúcar adecuados en la sangre y, por otro lado, la síntesis del jugo pancreático que contiene las sustancias que permiten digerir los alimentos que comemos. Cuando se produce una inflamación aguda del páncreas, estas sustancias producen un importante daño local y pueden generar daño en otros órganos, desencadenando una grave enfermedad”, explica la Dra. Mancilla.

 

La pancreatitis constituye una enfermedad potencialmente grave y de alto costo, cuyas principales causas son prevenibles. Recientemente, Mancilla publicó en la revista “Gastroenterología Latinoamericana”, un trabajo de análisis de costos asociados a la pancreatitis aguda y al respecto concluye que: “Si bien la dispersión de las cifras es muy amplia dependiendo de la gravedad del caso, encontramos un costo promedio de 7 millones de pesos. En pacientes graves que requieren meses de hospitalización, cuidados en unidades intensivas y múltiples intervenciones complejas, las cifras pueden incluso alcanzar los 200 millones de pesos”.

 

En países latinoamericanos la principal causa de pancreatitis aguda es la enfermedad litiásica de la vesícula, es decir los cálculos de vesícula. En Chile la prevalencia de cálculos vesiculares es muy alta, sobre todo en mujeres. El plan GES cubre la colecistectomía preventiva en pacientes entre 35 y 49 años, ya que los cálculos de vesícula se asocian a riesgo de cáncer vesicular. Sin embargo, la Dra. Mancilla explica que “el rango de cobertura es bajo y los tiempos de espera muy largos, por lo que muchos pacientes viven años esperando para resolver este problema y algunos finalmente nunca se operan”.

 

La especialista sostiene que en la población existe la creencia de que es posible disolver los cálculos de vesícula en base a dietas o hierbas. Para ella, es importante aclarar que eso es imposible y es indispensable que consulten a un médico especialista y gestionen sus cirugías.

 

La segunda causa de pancreatitis aguda es el consumo excesivo de alcohol, una realidad que alcanza cifras elevadas en Chile, además de ser la principal causa de cirrosis hepática. El páncreas puede enfermar de manera aguda o terminar en una pancreatitis crónica por el consumo mantenido de alcohol durante años.

 

La Dra. Mancilla agrega como tercera causa identificable de pancreatitis aguda, el aumento de los triglicéridos en la sangre. “Es muy importante resaltar esto porque nuevamente se trata de una condición que se puede tratar. En general los pacientes saben que tener el colesterol elevado es un factor de riesgo cardiovascular y por lo tanto se preocupan de eso. Sin embargo, el cuidado de los triglicéridos no recibe la misma importancia, siendo un factor de riesgo de pancreatitis aguda y por lo tanto requiere de control permanente. El mensaje es que se trata de una enfermedad que, si bien es grave, es posible prevenirla mediante cambios de hábitos”, añade.

 

Durante los dos últimos años, Chile, España, Portugal y otros países de Latinoamérica, elaboraron guías clínicas para el tratamiento de la pancreatitis, las que próximamente serán publicadas.  El manejo de la pancreatitis aguda en la mayor parte de los casos comprende medidas generales como la hidratación y el control del dolor, no obstante aquellos pacientes graves deben hospitalizarse en una unidad de cuidados intensivos. Asimismo, existe un grupo de pacientes que evoluciona con colecciones de líquido alrededor del páncreas, que en ocasiones requieren complejos métodos de drenaje en un centro asistencial especializado.

Para finalizar, la especialista explica que la salud exige un compromiso de parte del paciente. Este debe asumir estilos de vida saludables, privilegiando la alimentación sana, realizando actividad física y alejándose de hábitos nocivos como el consumo de tabaco y alcohol, mientras que las autoridades sanitarias deben garantizar el acceso a una salud oportuna y de calidad, e implementar políticas públicas que promocionen estilos saludables de vida.

Gestión de prensa

Sociedad Chilena de Gastroenterología 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.