VPE de ENAMI asegura que modernización de Fundición Hernán Videla Lira es un “cambio de paradigma” en materia de minería y sustentabilidad 

 

 

  • “Queremos avanzar hacia una fundición que resuelve muchos de los problemas del pasado y que produce el doble, contamina mucho menos que la anterior, nos viabiliza como empresa y además permite un desarrollo local bien importante”, dijo Iván Mlynarz en conversatorio “Minería y Sustentabilidad: ¿Hacia un nuevo modelo?”, organizado por Chile 21

 

En el conversatorio “Minería y Sustentabilidad: ¿Hacia un nuevo modelo?”, organizado por Chile 21, el vicepresidente ejecutivo de ENAMI, Iván Mlynarz, señaló que el proyecto de modernización de la Fundición Hernán Videla Lira representa un “cambio de paradigma” y una respuesta a las nuevas exigencias a la minería en Chile en el marco de la crisis climática.

“Para poder encargarnos de los desafíos de la crisis climática, necesitamos descarbonizar. Y para descarbonizar, necesitamos cobre. Pero para cumplir con esa meta no es posible producir cobre en cualquier condición”, aseguró el VPE de la Empresa Nacional de Minería, en el foro en el que también participaron Marcela Bocchetto, Gerenta de Cambio Climático e Integración de Sustentabilidad de Anglo American, y Andro Lindsay, Gerente Desarrollo de Negocios de Carbono Neutral de VTT, Centro de Investigación Técnica de Finlandia.

En el panel, Mlynarz explicó los argumentos de la ENAMI para llevar adelante el proyecto de modernización de la Fundición de Paipote, para reemplazar el actual plantel que data de 1952. “Tenemos una fundición que es el paradigma de lo antiguo. Hoy necesitamos un cambio de paradigma para seguir cumpliendo como ENAMI con el rol de comprarle a los pequeños mineros, y para que nuestro proceso de producción y de comercialización sea económicamente rentable y ambientalmente responsable con nuestras comunidades de Atacama y con el planeta”, indicó.

Apuntando a la necesidad de superar los impactos medioambientales negativos que genera el actual plantel, el vicepresidente ejecutivo indicó que la fundición ubicada en Paipote fue construida en los años ‘50, con tecnología de los años ‘30, y su icono ha sido “una gran chimenea, que operaba con la lógica de tomar todos los gases y contaminantes y ponerlos lo más arriba posible y que se los llevara el viento”.

Si bien la chimenea ha sido reemplazada por filtros, dicha tecnología es insuficiente, lo que obliga a una actualización para adaptarse a la normativa medioambiental futura. “Es un problema que tenemos que resolver. La norma hoy señala que tenemos que capturar el 95% de las emisiones y lo estamos logrando, con mucho esfuerzo. Pero la norma va a avanzar y por eso el proyecto que tiene ENAMI considera cambiar toda la infraestructura de la fundición, ahora sin chimenea, sino que, con 18 escapes distintos, lo que nos permitirá tener una fundición capaz de capturar el 99,5% de todas las emisiones, incluso más allá de lo que exigirán las futuras normas”, indicó.

Para viabilizar la modernización de la Fundición de Paipote, el directorio de la ENAMI que encabeza la ministra de Minería aprobó la suspensión anticipada de faenas desde abril próximo. Al aludir a las reacciones que ha provocado esta determinación, Mlynarz admitió que la empresa está implementando un proceso en donde ha debido afrontar desafíos culturales, para convencer a la comunidad de la necesidad de avanzar en un proyecto de futuro; desafíos políticos, para que los actores pongan la mirada en el mediano y largo plazo; e incluso desafíos institucionales.

Comunicaciones Corporativas y Asuntos Públicos ENAMI

Revista G&M Gestión Minera N°110

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.