FIRMAN ACUERDOS DE LA ESTRATEGIA MINERA REGIÓN DE ANTOFAGASTA

Este planeamiento identifica problemáticas, oportunidades de crecimiento y cohesión social, para avanzar en el desarrollo de una minería sostenible.

 

Generar nuevas oportunidades de crecimiento y apoyar la transición verde, en sinergia con un sector minero competitivo y ambientalmente responsable, es la visión que materializó la firma simbólica de la Estrategia Minera Región de Antofagasta, EMRA 2023-2050, con la participación de las ministras Carolina Tohá y Aurora Williams, del Interior y Minería respectivamente; el Gobernador Regional Ricardo Díaz, además de parlamentarios, alcaldes, representantes de las empresas mineras, de organizaciones gremiales y de la sociedad civil.

Con el objetivo principal de fortalecer la industria minera y garantizar su contribución al desarrollo sostenible, con enfoque en lo social, medioambiente, economía e institucional para alcanzar una mejor calidad de vida de la población, este instrumento de planificación regional fue definido a través de un proceso de participación ciudadana y la colaboración de las principales organizaciones regionales, respaldado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, OCDE, en un plan único en su tipo en América Latina.

“La minería 4.0 no puede ser posible sin valor social; la Región de Antofagasta tiene todas las condiciones para lograrlo, por lo que hoy debemos avanzar en los desafíos de la conmutación, el desempleo y la equidad de género”, destacó en su discurso la ministra Williams.

 

Una región rica y potente

 

La EMRA establece que la región tiene el potencial para convertir a la minería, en un elemento de atracción para la transformación y un desarrollo sustentable, considerando las variables de diversificación económica e innovación.

“Este es un espacio único de diálogo y trabajo, en el que la industria, la academia, las autoridades y las comunidades podemos sentarnos a la mesa y conversar como iguales, sobre cuál es la minería de vanguardia y sostenible que queremos”, indicó Ricardo Díaz, Gobernador de la Región de Antofagasta.

“Antofagasta ofrece un universo para la industria minera único en el mundo, por lo que establecer planes que garanticen el crecimiento del territorio en todos sus ámbitos, es fundamental para el desarrollo pleno de su comunidad”, agregó Enrique Garcilazo, Jefe de la Unidad de Desarrollo Regional y Rural OCDE.

En la elaboración de este instrumento de planificación, la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA, ha tenido una participación activa y sostenida junto a representantes de la industria, actores de la sociedad civil y el mundo académico, para identificar las problemáticas y oportunidades de crecimiento y cohesión social, para avanzar hacia la sostenibilidad.

“Estamos profundamente orgullosos de haber participado de este acuerdo como consultores, este ha sido un trabajo sostenido desde hace 30 años junto a la Corporación Clúster Minero Región de Antofagasta y la OCDE, para llevar a puerto este mega acuerdo que significará un salto significativo en materia de minería sostenible para el país”, sostuvo Fernando Cortez, Gerente General de AIA.

EMRA representa un paso significativo hacia un futuro prometedor y sostenible para la región, por lo que se espera que este acuerdo y sus acciones contribuyan a la construcción de ciudades sustentables, al aumento de la participación del empleo local, al desarrollo de las comunidades y al fortalecimiento del ecosistema innovador y emprendedor del territorio, de la mano de más y mejor minería.

Comunicaciones AIA

 

Revista G&M Gestión Minera N°108

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: