Máximo Pacheco, presidente de Codelco: “Somos una empresa orgullosamente estatal”

 

En el seminario “Los desafíos de Codelco: Presente y Futuro” organizado por Clapes UC, el presidente del directorio enfatizó que pertenecerle al Estado de Chile implica respaldo financiero, una visión de largo plazo, atractivo para captar talento, alta reputación en un negocio de recursos naturales y oportunidades de asociación estratégica con privados. Anunció, además, mayores recursos para exploración.

Santiago,  septiembre de 2023.- “Somos estatales desde nuestro origen en 1971, tras la aprobación por unanimidad de la Nacionalización del Cobre. Y somos ‘orgullosamente estatales’, porque nos hace diferentes: trabajamos para darle dividendos a Chile y para que se traduzca en bienestar para el país”. Fue el comentario inicial de Máximo Pacheco, presidente del directorio de Codelco, ante el auditorio que asistió al seminario “Los desafíos de Codelco: Presente y Futuro”, organizado esta mañana por Clapes UC.

“Tras analizar en detalle nuestras cifras, muchos se han sentido motivados a poner sobre la mesa, nuevamente, un debate paralelo y antiguo: quieren privatizarnos, un fantasma que se inició en 1978”, prosiguió. “Habrá períodos en que se hablará del tamaño. En otros de la ley del mineral. Se insistirá con la falta de innovación. Pero ninguno de esos juicios tiene que ver con lo central de esta dramaturgia que ya tiene más de 50 años: todavía hay algunos que no creen que una empresa estatal es el vehículo adecuado para que Chile empuje su propio desarrollo y se ubique en el mundo”, reflexionó.

En su presentación, Pacheco puso varios ejemplos del por qué ser estatal es una fortaleza para la compañía. El más reciente, fue la última colocación de bonos en Nueva York. Recordó que la emisión por US$ 2.000 millones atrajo el interés de 270 inversionistas, con una demanda récord de US$ 9.300 millones, es decir 4,7 veces de sobresuscripción. “No cabe duda: quienes más saben de balances financieros confían en Codelco y conocen su base minera, su expertise empresarial y que el Estado de Chile está detrás de esta empresa que es estratégica para sus habitantes y para el Fisco”, recalcó.

El exministro de Hacienda, Felipe Larraín, director de Clapes, fue quien inició la conversación, asegurando que “hoy más que nunca es esencial que Codelco continúe siendo un faro de excelencia en la industria del cobre, mejore su competitividad, participe activamente en el proceso del litio y siga comprometida con la comunidad y el medioambiente”.

Larraín afirmó que la cuprífera debe enfrentar desafíos multidimensionales, debido a la creciente demanda global de cobre, impulsada por la electrificación y la transición hacia fuentes de energía más limpias, la necesidad de mejorar la sostenibilidad, la eficiencia en sus operaciones. Además, aseguró que “es foco de preocupación la baja en su producción, frente a la cual esperamos que la materialización de sus proyectos estructurales le permitan, una vez en operaciones, recuperar y superar su producción histórica”.

 

Las fortalezas de la estatal

El presidente del directorio de la estatal aseguró que los inversionistas siguen confiando en Codelco, conocen la reputación y prestigio de la empresa, y entienden que el origen de la deuda es uno solo: que su dueño, el Estado de Chile, por 52 años ha retirado todas sus utilidades.

Insistió en que en Codelco son “orgullosamente estatales”, condición que enumera entre sus fortalezas, pues implica respaldo financiero, una visión de largo plazo, atractivo para captar talento, alta reputación en un negocio de recursos naturales y oportunidades de asociación estratégica con privados.

Recordó, además, que la empresa tiene un pool de talentos privilegiado. “Son parte de la compañía 4.800 universitarios con especialidad de ingenieros y más de cinco mil técnicos profesionales. Nuestros profesionales provienen de escuelas diversas: fundamentalmente de las universidades de Santiago, Técnica Federico Santa María, Universidad de Chile y Universidad Católica, mientras nuestros técnicos profesionales vienen en su mayoría de Inacap y AIEP”.

Gracias al semillero de la estatal, aseguró, fue posible que operaran las empresas privadas que se instalaron en Chile a explotar cobre, lo que permitió que la oferta de cobre creciera de 1,5 millones de toneladas a 5, 5 millones entre 1990 y 2004.

Deuda e inversión

Pacheco explicó que en sus 51 años Codelco ha entregado al Estado de Chile US$ 168 mil millones en excedentes, pero a diferencia de la minería privada, no ha recibido la capitalización necesaria para invertir en sus proyectos. Recordó que el dueño le ha entregado sólo 3,2%, unos US$3.150 millones, de los casi US$ 100 mil millones de inversión de capital que ha hecho entre 1971 y 2022.

“Si se nos hubiera aplicado la misma regla que a las empresas privadas, la deuda de Codelco podría ser una quinta parte de la actual”, sostuvo, al comentar que en la minería privada se reinvierte anualmente entre 20% y 40% de las utilidades. “Pertenecerle al Estado de Chile es lo que nos permite conseguir inversionistas que confían en nosotros y que nos ayudará a sostener este nivel de endeudamiento que ninguna empresa privada podría soportar”, defendió.

Luego enfatizó en que la compañía está enfocada en reforzar sus equipos de proyectos, mejorar su gestión y la calidad de la ejecución de las principales iniciativas para sortear la caída en la producción exhibida este año, que a partir de 2024 comenzará a remontar nuevamente para ubicarse en torno a 1,7 millones de toneladas de cobre al final de la década. “En eso estamos, robusteciendo nuestra Vicepresidencia de Proyectos y enfocándola en la tarea de acelerar la puesta en marcha del nuevo nivel de Chuquicamata Subterránea y la Cartera de Proyectos Teniente, así como apurar la construcción de Rajo Inca”.

Más recursos para exploración

Pacheco explicó que Codelco convive con la intertemporalidad del corto y del largo plazo. Por lo mismo, aseguró que este año la empresa está concentrada en poner a tono las divisiones para comenzar a recuperar producción desde el próximo año. Pero, al mismo tiempo, no olvida que las decisiones de hoy impactarán en el futuro.

Por lo mismo, detalló como otra de las fortalezas estratégicas de la Corporación en el mediano y largo plazo, la calidad y cantidad de sus recursos geológicos: Chile posee 21% de las reservas de cobre del mundo y Codelco por sí sola es dueña del 5,3%, equivalentes a 47 millones de toneladas.

Para acortar la brecha entre oferta y demanda de cobre de la próxima década, dijo que es necesario elevar las inversiones en exploración. Recordó que entre 2012 y 2021 el promedio de gastos en este ítem fue de US$ 53 millones, cifra que crecerá desde 2023 a un promedio anual estimado de US$ 122 millones.

En el encuentro organizado por Clapes UC también participaron Jason Fairclough, managing director at Bank of America, head of EMEA & EEMEA Metals, Mining & Steel Research; María Cristina Betancour, consultora en temas económicos y mineros, y Gustavo Lagos, profesor titular Ingeniería UC.

 

Codelco

Revista G&M Gestión Minera N°108

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.