Networking APRIMIN analizó nuevo Royalty Minero

En la última versión del Networking “Club de la Minería” de la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (APRIMIN), Sergio Hernández, director ejecutivo de APRIMIN, realizó un análisis de la nueva ley del royalty minero.  Además, el evento contó con la participación de dos de sus empresas asociadas, ARTL y MARVAL.

 

La actividad se transmitirá a las 14:00 horas de este martes 06 de junio por Emol.com, Aprimin Tv (YouTube) y Podcast en Spotify.

Al inicio del programa, Philippe Hemmerdinger, presidente de APRIMIN, dio a conocer las principales actividades que se llevaron a cabo en la Asociación. Entre las que destacó el Desayuno de Proyectos junto a Anglo American, quienes presentaron su proyecto “Los Bronces Integrado”. La reunión del Consejo Superior Laboral del que es parte la organización y la elección de APRIMIN en el COSOC del Ministerio de Minería. Por último, señaló que mantendrán una reunión con la ICMM, organización internacional de la industria minera y metalúrgica y con Codelco, Sonami, Consejo Minero y Alta Ley, para coordinar acciones y metodologías para la medición de la huella de carbono de los proveedores. “Nuestra idea es que tengamos una calculadora o metodología estándar y que la podamos usar todos, a lo menos con mínimos comunes”.

 

Análisis a la Ley de Royalty Minero

 Dio inicio a las presentaciones Sergio Hernández, director ejecutivo de APRIMIN, quien enfatizó que cualquier medida que afecte a la industria minera también tiene un impacto en los proveedores, ya que ambos sectores están estrechamente vinculados; en el fondo son un solo sector. Hernández analizó detalladamente la nueva ley del royalty minero, destacando que a lo menos ya hay certezas. Al plantear definiciones de conceptos, afirmó que el royalty retribuye al país la pérdida que se le genera al extraerse un recurso mineral y, por lo tanto, va perdiendo el Estado patrimonio y, por otra parte, la minera se apropia del insumo principal para su proceso industrial, razones por las cuales es justo que exista este tributo.

Luego argumentó que: “la nueva ley establece una carga tributaria máxima para la minería de un 46,5% para aquellas mineras que producen el equivalente a más de 80 mil toneladas de cobre de contenido fino, o de 45,5% para aquellas que producen entre 50.000 y 80.000, cargas máximas que incluye el impuesto de primera categoría, el adicional y el royalty.  Por lo tanto, afirmó, cuando ocurre el pago de los impuestos adicional y el de primera categoría, con tasas finales de un 35%, preguntó ¿Cuánto es entonces la tasa máxima que queda para el royalty?. Solo un 11,5%; o 10,5%, respectivamente. Luego, las tasas efectivas de royalty 8% al 26% sobre el RIOM (Renta Imponible Operacional Minera), en el fondo podría llegar sólo hasta el 11,5%”.

Hernández también abordó el tema de la equidad en el impuesto ad valorem, argumentando que este tipo de impuesto no es justo para las empresas mineras más pequeñas con altos costos de producción: “Siempre se decía que el impuesto ad Valorem, no era justo con las mineras más chicas de altos costos. Toda la razón, eso es así, porque afectaba a la venta, independientemente de los costos. Pero además, es necesario verlo desde otro punto de vista, desde el punto de vista del Estado. El Estado es el dueño de las minas, pero tiene minas que tienen distinto valor, porque tienen distintas leyes, distintas impurezas, más o menos dureza de la roca, distintas pastas minerales, etcétera, todas razones geológicas, que no tiene relación con la gestión más o menos eficiente de la minera (…) Entonces, ¿por qué el Estado va a tener derecho a una retribución pareja, cuando las minas que explota el concesionario minero tienen distinto valor? (…) Por lo tanto, ni desde el punto de vista de las mineras ni del del Estado, a mi juicio, no es equitativa una tasa ad valorem”.

El director ejecutivo continuó su presentación argumentando que el aumento de la recaudación para el Estado no depende únicamente de la carga tributaria, ya que un alto nivel tributario puede disminuir la inversión, la producción, y la rentabilidad, lo que a su vez, reduce la base imponible para los impuestos y el royalty. Al final, tasas muy altas logran precisamente lo contrario a su propósito que es recaudar más para el Estado, afectando también el empleo y el encadenamiento productivo. Solo el futuro nos dirá si esta nueva ley permitirá atraer nuevas inversiones.

Ahora bien, en el caso de un eventual proyecto de Reforma Tributaria, Hernández mencionó que: “Vamos a ver lo que pasa, si se llegara a aumentar el 27% de impuesto de primera categoría, no se debiera nunca poner en duda el respeto al 46,5% o 45,5% de cargas tributarias máximas a la minería, por lo que debería ocurrir en la práctica, es que el royalty tendría que disminuir sus tasas, como mecanismo de ajuste”.

“Sobre el destino de parte importante de los recursos del royalty a las regiones y comunas mineras, lo consideró muy conveniente, pero advirtió que, cuando uno analiza el grado de ejecución presupuestaria de las regiones y comunas, el problema es que será muy necesario aumentar la ejecución presupuestaria de los gobiernos regionales y comunales, que no ha sido históricamente buena.  Nosotros propusimos en el Senado un organismo público-privado en que las empresas de la zona, mineras, preferentemente, puedan con su capacidad de gestión en inversión, ayudar al diseño de la ingeniería y a la decisión de los proyectos públicos, con todo el control público que se quiera, pero que de alguna manera ayude en su ejecución presupuestaria a los gobiernos regionales”, finalizó Hernández.

 

Empresas APRIMIN: ARTL y MARVAL

 

Después fue el turno de Fernando Landa, Socio Líder de Consultoría de ARTL, destacada auditora del mercado, quien expresó: “No somos mineros, pero le prestamos servicios a la minería. Somos parte integral del ambiente minero y ese ambiente es muchísimo más grande. Nosotros partimos aquí y terminamos en la carrocería de un auto, en una batería, etc”.

“Hoy estamos super justos, por lo tanto, cada punto que yo pueda salvar de mis costos va a ser un mejor resultado. Esos puntos puedo obtenerlos por la vía de eliminar costos tradicionales, pero no basta, eso era suficientemente válido hasta el siglo XX, pero en este nuevo siglo hay que ser eficientes por otras vías y la inteligencia artificial es el camino”, mencionó Landa.

A continuación, Jop Garrido, Gerente de zona norte de Marval, dio a conocer que la Compañía desde 1985 provee soluciones integrales para puertos, servicios navieros y cadena logística.

Finalmente, Valeria Mellado, jefe comercial Cuentas Corporativas de Negocio Logísticos de Marval, complementó la información señalando las diversas plantas de las que dispone la Compañía a lo largo del país y su funcionamiento. Entre ellas, tres terminales, emplazadas en Iquique, Mejillones y Antofagasta; a lo que se suman terminales extraportuarios en San Antonio y su depósito de contenedores en Valparaíso, donde también realizan reparaciones y lavado de contenedores. Por último, Mellado destacó que la compañía tomó la administración en Puerto Caldera.

 

APRIMIN

Revista G&M Gestión Minera N°106

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.