Sonami realiza críticas a las indicaciones de Hacienda al proyecto de Royalty

Durante su exposición en la Comisión de Hacienda del Senado, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, informó que el Gobierno presentará indicaciones al proyecto de Royalty a la Gran Minería, recogiendo parte de las sugerencias realizadas por los mismos parlamentarios, expertos y representantes de la industria, «pero sin modificar lo que había aprobado la Comisión de Minería de la Cámara Alta y buscando darle más seguridad a los inversionistas del sector».

Una de las modificaciones -que serán ingresadas formalmente en los próximos días al Congreso- dice relación con establecer una carga tributaria potencial máxima de 50% sobre la rentabilidad operacional de las grandes empresas mineras, considerando conjuntamente el pago del impuesto específico o royalty, del Impuesto de Primera Categoría y de los impuestos finales (adicional). Es decir, si la suma de estos gravámenes supera dicho límite, será el royalty el cual se ajustará hasta alcanzar el porcentaje máximo establecido en la ley.

«En lugar de estar discutiendo sobre distintas metodologías y darnos vuelta en torno a distintos papers y estudios sobre la carga tributaria, nos parece bastante más práctico que la propia ley establezca un límite«, explicó Marcel ante la Comisión.

Posteriormente, agregó que «si el 50% es un límite, la carga promedio necesariamente tiene que ser menor que esa cifra. Se entregaron ejemplos en que las cargas promedio fluctúan en torno al 42% y 44%, lo que es comparable positivamente con la carga tributaria de la industria minera de cobre en otros países. Esto fue bien recibido por todos los senadores integrantes de la Comisión, lo consideraron como un avance importante, lo que podría ayudar a tener un acuerdo más amplio».

El ministro precisó que la rentabilidad operacional se medirá como la renta operacional minera ajustada (RIOMA) antes de impuestos, lo que permite excluir variables financieras y efectos temporales; y simplifica el instrumento, evitando crear nuevas variables que inciden en la determinación de los impuestos. Para el cálculo de la carga tributaria potencial se utiliza un escenario de distribución del 100% de los dividendos.

Junto con este cambio, la autoridad explicó que se presentarán indicaciones para reponer los gastos de organización y puesta en marcha de un proyecto minero como un costo para efectos del cálculo de la base imponible del componente sobre el margen del Royalty; y mantener la obligación de las compañías mineras de informar sus estados financieros a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), pese al término de los contratos de invariabilidad tributaria que establecía este compromiso.

Visión de Sonami

El presidente (s) de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Cristián Argandoña, estimó «decepcionantes» las indicaciones presentadas por Hacienda al proyecto de ley de royalty minero.

Estábamos confiados en que la autoridad económica hubiese entendido nuestra inquietud sobre el impacto que tendrá el royalty en la competitividad del sector, constituyéndose en la práctica en una amenaza a la continuidad de varias operaciones y limitando severamente las inversiones futuras”, sostuvo.

Argandoña dijo que aún deberán estudiar con más detalle las indicaciones presentadas por el ministro Mario Marcel, “pero, claramente establecer una carga tributaria potencial máxima de 50%, es extremadamente alta y aumentará el riesgo de perder flujos de inversión y de continuar perdiendo competitividad”.

“Consideramos que los análisis de Hacienda parten de un falso supuesto, pues considerando la situación actual, con precios del cobre de US$3,7-US$3,8 por libra la carga impositiva sería inferior al 35%, en circunstancias que todos los análisis sitúan ésta en torno al 38%-39%”, añadió.

Este nivel de tasas que se propone nos sitúan por sobre nuestros competidores directos (Australia, Canadá y Perú), que tienen tasas impositivas efectivas que oscilan entre el 36,4% y 41,7%”, manifestó, aludiendo a un reciente estudio del Fondo Monetario Internacional.

Mayor demanda de cobre e inversiones

Como país debemos promover la inversión minera, por el efecto multiplicador que esta genera y debido a que la inversión que realicemos hoy es la base del crecimiento futuro. A este respecto, con la normativa tributaria actual, por cada millón de toneladas adicionales de producción la contribución al financiamiento fiscal superaría los US$1.300 millones”, afirmó Cristián Argandoña.

Agregó que “para poder afrontar los desafíos de la carbono-neutralidad, comprometidos por 195 países en París, se requerirá producir 2 a 3 veces más cobre que en el que se produce en la actualidad en el mundo. Chile no puede seguir desperdiciando esta oportunidad”.

Esperamos que en la Comisión de Hacienda del Senado surja un debate constructivo, que permita alcanzar un acuerdo en la materia que no afecte la competitividad de nuestra principal actividad productiva”, concluyó el presidente (s) de Sonami.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.