Reserva mínima y replicación: la metodología que busca revolucionar la exploración geológica en la pequeña minería

  • Materializada a través del proyecto Resermin, financiado por el Gobierno Regional de O´Higgins y la Universidad Adolfo Ibáñez con una inversión de 225 millones de pesos, éste busca beneficiar alrededor de 39 faenas de la pequeña minería de Chancón, mediante un estudio de factibilidad técnico-económica para la explotación de recursos naturales a menor escala.

La Escuela Mina Planta Chancón de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, ecosistema que busca potenciar la innovación regional, acaba de anunciar el término del proyecto Resermin, una de las 4 iniciativas mineras que se adjudicó el Fondo de Innovación para la Competitividad Región O´Higgins, y que busca fortalecer la exploración y planificación de la pequeña minería del Distrito Minero 55 de Chancón, a través de la metodología «Reserva Mínima y Replicación».

 

Resermin es financiado por el Gobierno Regional de O´Higgins y la Universidad Adolfo Ibáñez, y tiene una inversión de 225 millones de pesos. Este proyecto busca beneficiar alrededor de 39 faenas de la pequeña minería de Chancón, mediante un estudio de factibilidad técnico-económica para la explotación de recursos naturales.

 

El Gobernador Pablo Silva Amaya indicó que “la minería es una de las principales actividades productivas de nuestra región, por eso para nosotros como Gobierno Regional es muy importante apoyar este sector productivo. El financiamiento que entregamos a esta iniciativa a través de nuestro Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) busca precisamente aquello, generar desarrollo y fortalecer el sector minero, principalmente en lo que respecta a la pequeña minería”.

 

Con este propósito y en el marco de este proyecto, se realizaron sondajes en puntos estratégicos del sector para aumentar el conocimiento geológico entre mineros artesanales, mejorar sus habilidades y estrategias de planificación extractiva y la búsqueda de inversión como desarrollo del negocio. Esto permite cambiar la estrategia de exploración típica de la gran minería y crear una específica para la pequeña, adaptando los estándares industriales de planificación de la gran a la pequeña minería nacional.

 

Le metodología de Resermin -Reserva Mínima y Replicación- permite demostrar una reserva mínima auditable de recursos minerales, lo que permite una planificación más asertiva y precisa en la pequeña minería. Con las ganancias conseguidas explotando esta reserva mínima de acuerdo al plan de minado será posible reinvertir en futura explicación geológica, generado así un ciclo virtuoso de replicación.

 

«Este tipo de iniciativas permite entregar conocimiento técnico y especializado a un perfil de compañías mineras que al momento prioriza la inversión directa en la producción, en vez de la planificación. El equipo Resermin, a partir de su investigación en terreno, ha realizado un modelo 3D de todas las faenas del sector, georreferenciado con la topografía local. Se trata de un modelo 3D de la arquitectura subterránea único e innovador para la minería pequeña y artesanal. A partir de hoy, 39 minas activas de la región podrán visualizar tridimensionalmente sus procesos de exploración geológica, para una mejor programación de sus acciones extractivas», puntualizó Jacopo Seccatore, académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez.

 

La ejecución del proyecto está liderada por el académico JacopoSeccatore con el apoyo de profesionales y estudiantes de Ingeniería UAI. El equipo ejecutor, además de implementar la investigación del profesor como un proyecto de innovación, realizó un análisis de seguridad del trabajo minero denominada JSA – Job Safety Analysis, que permite mapear las actividades unitarias en la mina, identificar y monitorear los riesgos asociados e indicar medidas correctivas para los trabajadores y usuarios.

 

Actualmente, tras la finalización de 200 metros de sondaje y la toma de muestras, éstas de enviarán al laboratorio de análisis, para conocer las leyes del material. «En un futuro próximo, se espera replicar la experiencia en otras compañías mineras pequeñas y artesanales de la región, aprovechando este tipo de ecosistemas de investigación e innovación que ofrece Mina Planta Chancón UAI, comprendiendo la integración del conocimiento técnico, la transferencia tecnológica y la vinculación con el territorio y la industria minera», concluyó Cristian Cáceres, Project Manager de Resermin y profesor carrera Ingeniería Civil en Minería UAI.

Gestión de prensa

Facultad de Ingeniería y Ciencias Universidad Adolfo Ibáñez

Revista G&M Gestión Minera N°102

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: