Dominique Viera: “Chile no puede crecer sin desarrollar su minería”

La importancia de los proveedores es máxima dentro de una cadena productiva. Sin embargo, no están exentos de grandes desafíos, tanto respecto a las exigencias de la población, la urgencia de proteger el medio ambiente, y el mantenerse actualizados en materia de tecnología. Sobre esto y más conversamos con la Vicepresidenta de Operaciones del Grupo Metaproject, Dominique Viera.

 

Dominique ¿Cuál consideras es el aporte de las empresas proveedoras al ecosistema de innovación minera?

Las empresas proveedoras aportamos en toda la cadena operativa y de valor del proceso minero. Nosotros prestamos servicios que permiten el desarrollo de todas las actividades que no son la operación extractiva misma, aunque igual existe participación en algunos casos.

En la gran mayoría de las veces la innovación misma es realizada por las empresas proveedoras, a través de la misma búsqueda de mejora en su competitividad, así como solucionar problemas que identifiquen en el proceso completo, es decir, incluye toda la cadena desde la prospección hasta la entrega del mineral al cliente. Es por ello que, gran parte de la tecnología que se utiliza, viene dada por centros de investigación y desarrollo de empresas proveedoras, muchas veces internacionales.

Las mineras por su lado permiten la realización de pilotajes y de estudio en sus instalaciones y procesos, que permiten muchas veces el desarrollo de estas nuevas tecnologías aplicadas a procesos.

Según el Estudio de Caracterización de Proveedores de la Minería de Chile realizado por la Fundación Minera existe un 79% de los proveedores que cree que la innovación tiene alto impacto en la empresa. Pero no todas ocupan las facilidades tributarias a la hora de innovar. De hecho, el 82% de los proveedores innova con recursos propios y sólo un 10% utiliza los beneficios tributarios para ello.

Como proveedores tenemos la ventaja que en muchos casos somos más especialistas en un core específico, lo que hace más simple la identificación de oportunidades de innovación. Nosotros mismos muchas veces compramos desarrollos tecnológicos que presentamos más tarde a mineras y subcontratamos así mismo a muchos otros proveedores, permitiendo el intercambio de conocimiento y fomentando el ecosistema de innovación minera.

 

¿En qué procesos se concentra la oferta de los proveedores de la minería?

Proveemos bienes y servicios. Lo que hay que considerar es que la minería abarca no sólo el sacar mineral, sino también labores logísticas, puerto, túneles, hotelería, alimentación, prevención de avalanchas y laboratorios, sólo por nombrar otras tareas menos conocidas como afines.

Esto abre la puerta al desarrollo de innovación y de startups en distintas áreas, como lo puede ser la inteligencia artificial, el procesamiento de la data, comunicaciones o en cosas aún más simples.

La oferta de los proveedores es muy amplia en todo el espectro minero. De hecho, se considera que en la mano de obra directa la proporción es de 3 trabajadores contratistas por 1 contratado directamente por la minera. Y a su vez produciendo un total de casi 400 mil empleos indirectos, lo que implica que la importancia de considerar a los proveedores en toda política de fomento a la innovación, igualdad e inversión es importantísima.

Así mismo sorprende que muchas veces a nivel económico los estudios se centren en las mineras, cuando a mi parecer sólo por la implicancia en las economías locales el impacto más fuerte viene dado por las empresas proveedoras.

Según el Estudio de Caracterización de Proveedores de la Minería de Chile realizado por la Fundación Minera, este indica que año a año ha ido creciendo más la oferta de proveedores de bienes y servicios transversales a la cadena de valor minera, llegando a ser el 50%. Más aun, según he podido observar en mi experiencia laboral, los contratos con proveedores de insumos también están apuntando a esta transversalidad, incorporando servicios y repuestos. Siempre con el fin de mejorar la disponibilidad de los materiales y la vida de los equipos que prestamos a la minera.

Siendo así, es muy interesante ver como la competitividad, tercerización y la apertura internacional ha permitido ir mejorando la competitividad de la oferta hacia las mineras por parte de los proveedores, generando mejoras al proceso mismo.

 

 ¿Cuáles son los desafíos que enfrentan la industria?

Creo que como industria tenemos como principal desafío el recuperar la credibilidad.

Debemos reconocer que se han cometido errores en el pasado, pero hoy existe la tecnología y el espíritu de hacer una industria mejor. Donde nuestras operaciones no dejen un mal impacto en las generaciones futuras, haciéndonos cargos de los pasivos de quienes pasaron antes de nosotros por aquí. Y por el contrario, ser parte del desarrollo nacional, regional y local, con una industria en la que todos y todas seamos parte y disfrutemos de sus beneficios.

El problema de la credibilidad y confiabilidad, nos impacta a todos y todas, porque Chile no puede crecer sin desarrollar su minería y mantener su lugar competitivo a nivel mundial. El hecho de que cualquier voz, sin base técnica ni conocimiento de los procesos y el proyecto, pueda emitir juicios de valor a lo que una comunidad pueda escuchar e interferir en el desarrollo de proyectos es gravísimo. Más grave aún el hecho de que exista tecnología, por ejemplo, que permita el desarrollo de procesos sustentables y aun así éstos no se puedan realizar por la crisis de confianza.

Pensemos que todos queremos un mejor vivir para las familias chilenas pero el atentar contra la minería impide el avance al bienestar social, porque no hay otra industria en Chile que pueda generar los recursos para ese bienestar. De hecho, la industria minera, con los recursos que mueve, genera un hábitat que permite la Investigación y desarrollo por sí sólo, así como la generación de startups y emprendimientos locales.

Tenemos muchos otros desafíos, como la escasez hídrica, la generación de energía sustentable, la baja en las leyes de los minerales, pero todas las anteriores tienen solución probable a través de la tecnología. Lo lamentable es que, si las comunidades no confían en que podemos hacerlo sin generar pasivos estos desafíos nunca podrán ser abordados. Por lo mismo creo positivamente en la incorporación de las mismas comunidades a los proyectos y labores mineras y a los organismos de fiscalización. Es imperativo que la información deje de ser asimétrica y podamos generar nuevas confianzas.

Dominique Viera es, además, Directora de APRIMIN y de la Cámara Minera de Chile.

Revista G&M Gestión Minera N°102

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: