Gran Oportunidad de la Inteligencia Artificial para Impactar la Industria Minera

 

 

Revista G&M Gestión Minera N°100

Chile figura como el principal productor de cobre a nivel mundial. En 2020 la producción en nuestro país ascendió a 5,7 millones de toneladas métricas de cobre. Hace 50 años atrás, Salvador Allende Gossens nacionalizó el cobre y desde aquel instante se le ha llamado «el sueldo de Chile».  En el 1971 impulsó el desarrollo de un sistema cibernético de gestión y transferencia de la información llamado CYBERSYN “Sinergia Cibernética” enfocado en sistemas de información y control. Su intención clara fue que Chile sea un país próspero, rico en conocimiento, además empoderado y asistido por tecnología. Hoy en día resulta necesaria la implementación de tecnologías que impacten altamente a la industria de nuestra minería.

El ser humano vive tiempos de incertidumbre, cambios de paradigmas y nuevas formas de trabajo lo que trae consigo el desarrollo de nuevas tecnologías emergentes, vanguardistas que apoyan la manera en la que trabajamos y desarrollamos nuestros negocios y operaciones.

Existe una gran oportunidad de utilizar herramientas de la Inteligencia Artificial (IA) para aplicarlas en procesos de recuperación del mineral, descubrir cómo se distribuye, gestionar eficientemente los gastos energéticos, entre otras aplicaciones. La captura y análisis de datos en la industria minera resulta primordial para nutrir con sugerencias asistidas y mejoras que sean aplicables a cada uno de los procesos al interior de las organizaciones.

Esta industria requiere implementar iteraciones, testeos y desarrollos de nuevas capacidades organizacionales para no quedar atrás y maximizar el beneficio. Es crucial la aplicación de la innovación a través de nuevas prácticas y uso de nuevos servicios tecnológicos que resulten útiles para incrementar la productividad y competitividad de la industria minera chilena.

Día tras día la industria de la minería genera colosales cantidades de datos los cuales no necesariamente se integran entre sí o que resultan no ser controlados, ni asociados a estudio, supervisión o monitoreo perdiendo de esta manera oportunidades de optimización y mejoras operacionales. La minería enfrenta desafíos no tan sólo en producción, sino que además en gestión hídrica, de la seguridad y la energía.

La revolución 4.0 insta a que se asuman instancias de integración de tecnologías emergentes a los procesos del quehacer de las organizaciones que son asistidos a través de las TIC[1] para cumplir un rol basal en la optimización de operaciones, como también dentro de los ciclos productivos en la gran minería en función de facilitar la confiabilidad de cada uno de sus procesos además de lograr incrementar sus ventajas competitivas.

La industria de recuperación de cobre en nuestro país es altamente rentable y constituye una de las mayores fuentes de riqueza de la nación. CODELCO en 2020 reportó ganancias que ascienden a los 2.078 millones de dólares, favorecido por el aumento de los precios de metales y mayor demanda en los mercados mundiales. En 2019 la División Chuquicamata de la misma empresa implementó una solución de Internet Industrial de las Cosas permitiendo clasificar instantáneamente el estado operacional identificado en base a data histórica[2], haciendo uso de técnicas de Machine Learning para Big Data con el fin de estabilizar la operación minera, generar predicciones para anteponerse a eventos no deseados y mejorarlos.

La aplicabilidad de este conocimiento, técnicas y herramientas de avanzada, apoyarán en la toma de decisiones operacionales para incrementar el desempeño de los sistemas mineros. Resulta necesario integrar la resiliencia como un aliado tecnológico en tiempos donde la Tecnología 4.0 teorizada por Klaus Schwab se hace presente cada vez más. Chile es un país que en un futuro será el ejemplo de crecimiento basado en la aplicabilidad de herramientas de IA en organizaciones extractivas.

La agregación de herramientas de Inteligencia Artificial en los procesos de toma de decisiones permitirá optimizar la gestión de los recursos para generar un menor impacto negativo en lo ambiental a través de, por ejemplo: gestionar eficientemente procesos, explotación de recursos minerales, la logística, el consumo energético, entre otros.

Existen grandes posibilidades de impactar positivamente a la gran minería chilena automatizando procesos y utilizando tecnologías de vanguardia para el bien de la comunidad.

El aprendizaje de máquina o Machine Learning (ML) corresponde a un método enfocado a la analítica de datos que busca automatizar la construcción de modelos analíticos. Es una rama de la inteligencia artificial basada en la idea de que los sistemas logren aprender a partir de los datos recibidos en la entrada del sistema, se identifiquen patrones y tomen decisiones con mínima intervención de los humanos. En la industria, se está aplicando cuando un equipamiento está por presentar un problema técnico. Es de vital importancia poseer la data actual como también información pasada o histórica para que el sistema pueda aprender de estos datos, con esto se pueden contemplar múltiples escenarios o instancias tomando en cuenta diversas variables involucradas en los procesos. La toma de decisiones se logrará concretar de forma tal que se incremente la probabilidad de certeza de ocurrencia, esto implica que se podrán evitar las paralizaciones en la producción y se ganará tiempo debido a una detección antes del proceso de falla lo que beneficia la continuidad operativa del negocio.

Diversas innovaciones fueron consideradas en el estudio Brief TechVision 2020-COVID-19, desarrollado por la consultora Accenture, especializada en estrategia donde se entrevistaron a más de 6.000 ejecutivos y 2.000 consumidores en 25 países distintos, entre los cuales figura Chile (92), Colombia (103) y Argentina (104). Fueron entrevistados 154 ejecutivos de la Industria Minera a nivel global[4].

El informe consiguió identificar cinco tendencias principales:

(1) El Yo en el diseño de la experiencia: Las compañías deben revisar sus modelos de negocio para reinventarlos con foco en las personas. Un 81% de los ejecutivos de la Industria Minera está de acuerdo con que las organizaciones necesitan realizar una reingeniería de las experiencias con la que unen a las personas con la tecnología, con un foco más humano.

(2) IA para Potenciar el Trabajo Humano: En la encuesta del TechVision, 73% de las organizaciones a nivel mundial dijo que está pilotando o adoptando la IA en uno o más unidades de negocio. Pero ahora, la IA debería ser una prioridad aún más alta.

(3) El Dilema de las Cosas Inteligentes: en los próximos tres años, 72% de los ejecutivos de la minería espera que las actualizaciones de sus productos aumenten.

(4) Robots en el Horizonte: 62% de los ejecutivos mineros afirman que esperan que sus organizaciones utilicen robótica en ambientes no controlados en los próximos dos años.

(5) ADN innovador: 63% de los ejecutivos mineros afirman que los rápidos avances en las nuevas tecnologías e innovaciones científicas generarán disrupción en la industria.

En Canadá prontamente se integrará la tecnología de Caterpillar, la que se nutrirá de datos en tiempo real, utilizará herramientas de inteligencia artificial y analítica pretendiendo apoyar las capacidades de la minera Champion Iron para evaluar el estado de las máquinas, las tecnologías y de los materiales.

Los autores Hyder Zeshan et al (2019) indican que la implementación de inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático y tecnologías autónomas en la industria minera comenzó hace aproximadamente una década con camiones autónomos. Indica además que la IA, el aprendizaje automático y las tecnologías autónomas brindan muchos beneficios económicos para la industria minera a través de la reducción de costos, la eficiencia y la mejora de la productividad, reduciendo la exposición de los trabajadores a condiciones peligrosas, producción continua y seguridad mejorada.

Es clave comprender que la aplicabilidad de las herramientas IA son un ente conductor para la consecución de objetivos. Hoy en día resulta ser una tendencia en la industria y tiene un alto potencial en la extracción minera. Chile para desarrollarse aún más debe seguir ampliando sus horizontes concretando asociaciones claves con instituciones que puedan asesorar y apoyar con la implementación de estas tecnologías. Se requieren desarrolladores de soluciones innovadoras con base científica y tecnológica para que impacten positivamente en las operaciones mineras.

 

[1] Tecnologías de Información y las comunicaciones

[2] https://www.codelco.com/refineria-de-chuquicamata-aplica-tecnica-de-inteligencia-artificial/prontus_codelco/2019-12-05/112720.html

[3] https://www.cepal.org/sites/default/files/publication/files/46816/S2000961_es.pdf

[4] https://www.mch.cl/2020/07/13/accenture-lanzo-el-estudio-brief-techvision-2020-covid-19/#

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: