Traslado de equipos: factor estratégico de la gran minería

Elisangela Arriagada

Gerenta de Transporte de Grupo Komatsu Cummins

Gran parte de las faenas y operaciones de extracción de recursos mineros están situadas en zonas aisladas o, bien, de complejo acceso en Chile. Ante dicho contexto, el transporte de carga de materiales, herramientas, equipos y soluciones para la gran minería es parte de una labor estratégica, sobre todo considerando que sólo en cobre, Chile genera una producción de 5,8 millones de toneladas, según cifras de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco).

 

Para cumplir con los planes operacionales, las faenas requieren que unidades como camiones de extracción minera, palas y otros componentes de grandes dimensiones -y que forman parte del proceso extractivo- sean trasladados desde diferentes lugares como puertos y centros de armado hasta las faenas. Estos traslados, que para algunos es un espectáculo visual y que para otros puede significar la interrupción de las actividades rutinarias, requieren de una minuciosa planificación y correcta ejecución, para mitigar cualquier impacto en la comunidad.

 

Para disminuir ese impacto es que la industria ha tomado medidas sustanciales, sobre todo considerando que esta es una actividad necesaria. Lo más importante es la preocupación constante de las empresas por responder a las necesidades de las comunidades en donde estos equipos de gran minería trazan su ruta, para lo cual se adoptan medidas para cumplir este objetivo. Lo anterior, mediante la contratación de empresas de transporte que cuenten con experiencia, personal idóneo y altamente capacitado en operaciones de carga especial, los cuales son supervisados por jefes y supervisores en terreno de manera permanente para asegurar el cumplimiento de la normativa legal vigente, aspectos de seguridad y medioambientales, de tal manera de no alterar la vida cotidiana de las comunidades.

A lo anterior se suman las labores de logística y la participación de Carabineros de Chile, quienes facilitan el servicio de escoltas policiales, realizando una gran labor ciudadana. Ellos actúan como profesionales en materias de seguridad vial, asegurando las condiciones de tránsito para toda la comunidad y permitiendo el desplazamiento de estos convoyes que pueden alcanzar más de 100 mts. de largo.

 

¡Sabemos que todavía quedan muchos desafíos en el transporte de carga de grandes dimensiones! Entre ellos se encuentran, por ejemplo, optimizar aún más los procesos de transporte, utilizando rutas más cortas y expeditas, así como también reducir viajes maximizando la utilización de los recursos para minimizar el impacto vial y medioambiental. También tenemos el desafío como país de implementar estrategias que nos permitan ser más productivos en este rubro, con procesos más ágiles y flexibles.

 

La industria del transporte sigue avanzando en procesos más eficientes para todos los actores, a través de la incorporación de nuevas tecnologías que apuntan a vehículos más sustentables, seguros y eficientes, y también por medio de tecnologías dirigidas a mejorar aspectos de planificación y seguridad vial. Adicionalmente, existe un alto desarrollo del capital humano, en la especialización de las funciones con el objetivo de ir en línea con la visión integral de una industria minera más sustentable y eficiente.

 

El traslado de equipos de la gran minería es una actividad fundamental para el desarrollo nacional y que genera importantes recursos en beneficio de nuestra sociedad. Ya hemos visto cómo el trabajo coordinado entre privados, sector público y las comunidades genera buenos resultados.Por lo mismo, existe un gran potencial si esta materia además es abordada con una perspectiva de país y en sintonía con un crecimiento sostenible y seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: