Minería y plantas desalinizadoras: una alianza estratégica

Por Juan Pablo Negroni, country manager para Chile de IDE Water Technologies.

El agua es, sin lugar a dudas, uno de los elementos esenciales dentro de la actividad minera, pues no sólo permite el procesamiento de los minerales, sino que además resulta vital para la vida, higiene y salud al interior de los campamentos.

A nivel mundial, se sabe que el 97% del agua existente en el planeta es salada, siendo su promedio de salinidad de 3,5% lo que dificulta en gran medida su uso para el consumo humano y las actividades industriales.

Frente a esta realidad, la minería fue una de las primeras industrias en nuestro país en implementar plantas desalinizadoras para sus operaciones, transformando así el agua de mar y/o salobre en agua potable y apta para los procesos productivos.

Pero ¿qué tecnologías existen hoy en el mercado para llevar a cabo exitosamente el proceso de desalinización?

Por un lado, está la desalinización por Osmosis Inversa, tecnología queemplea el principio de osmosis para eliminar la sal y otras impurezas, transfiriendo el agua a través de una serie de membranas semipermeables. Se conoce como “Osmosis Inversa” porque actúa en el sentido contrario de la Osmosis Directa, debiendo aplicarse una presión suficiente al agua de mar para que pase a través de las membranas.

Las plantas de Osmosis Inversaproducen agua desalinizada que puede ser a su vez convertida en agua potable o industrial de alta calidad, tanto si proceden de agua de mar como de agua salobre de pozos o similares, cumpliendo con estrictas normas de salud y seguridad.

Por otro lado, están los sistemas tradicionales basados en la desalinización térmica – los cuales ya se usaban en la época del salitre – y que utilizanenergía térmica o eléctrica, para evaporar el agua y luego condensarla de nuevo, imitando el proceso que ocurre en la naturaleza.

En las refinerías, plantas de ácido y las centrales eléctricas térmicas, donde hay calor residual o suficiente electricidad disponibles en forma frecuente, la desalinización térmica es una solución viable y eficiente y las tecnologías más conocidas son la Compresión Mecánica de Vapor (MVC), que utiliza principalmente energía eléctrica y de las cuales hay varias plantas instaladas en Chile; la Destilación de Múltiple Efecto (MED), que empleafundamentalmente energía residual de vapor de baja calidad o agua caliente; y la tecnología de Evaporación Flash (MSS) que ya casi no se usa por ser más eficientes la MED y MVC.

A lo largo de los años, la minería del norte de Chile ha impulsado la incorporación de la tecnología de desalinización por Osmosis Inversa, particularmente en proyectos de gran tamaño, pero que cada vez son más accesibles. Es por esta razón que actualmente varias ciudades de Chile se surten del vital elemento, a partir de agua desalada, y que segura y prontamente, también se incorporarán las ciudades de la zona central. Lo mismo para otros usos como el caso de la agricultura. Esta alianza estratégica ha permitido desarrollar una amplia experiencia a través de los años, entregando confiabilidad a los usuarios y proyectándola a otras industrias, aplicaciones y regiones con escasez hídrica.

 

Revista G&M Gestión Minera N°98

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: