Cómo mantener una bodega bien sanitizada

Por Christian Osiadacz. Gerente general Microbe Solutions

De acuerdo con el protocolo establecido por el Ministerio de Economía, los centros de distribución y bodegas deben definir, implementar y controlar un estricto plan de limpieza y desinfección que incluya aseo permanente de todas las superficies, sanitización diaria de herramientas y maquinaria, y establecimiento de procedimientos detallados, funciones y encargados de cumplimiento y monitoreo de las medidas de higiene. Esto porque las bodegas, así como todo lugar de almacenamiento de productos, son una gran fuente de contagio de Covid-19, en especial cuando en ellas circula gente llevando y trayendo cosas.

Pero hay que tomar algunos elementos en cuenta antes de sanitizar una bodega.Primero, hay que considerar que es un espacio grande y lleno de objetos acumulados, donde la gente se reúne más o menos siempre en los mismos lugares, como baños, lugares para comer y de atención de público. Esas zonas, que representan el 25 o 30% del espacio interior, son las que deberían sanitizarse prioritariamente, así como en todo lo que la gente toca (máquinas, botoneras, escalas, puertas y barandas).

Segundo, es importante usar los productos correctos. Existen desde los desinfectantesque apuestan por una protección de muy corta duración, con un efecto de sólo 2 a 3 horas, hastaalternativas más duraderas como aplicar un barniz microbiológico protector sobre las superficies, lo que tiene un efecto de más de 90 días y asegura un combate efectivo contra el virus y ambientes seguros, especialmente en zonas de alto tráfico y espacios públicos. Su mayor duración entregando protección continua aseguran la continuidad operacional, evitando paradas por el uso continuo de desinfectantes tradicionales.

Tercero, y no menor, no se conocen los efectos en el largo plazo que tendrá en la salud de las personas la exposición a productos que, siendo inofensivos en su uso tradicional, podrían cambiar sus efectos dada la concentración y exposición permanente a la que nos ha llevado esta pandemia.Ya se han detectado reacciones a nivel cutáneo en algunos casos, peroal evaporarse este tipo de productos en recintos cerrados o con mala ventilación tambiénpodría haber efectos producto de la gran cantidad de gases que estamos absorbiendo.

Finalmente, es muy importante la capacitación de los trabajadores. Recordemos que el virus no vive mucho tiempo en el suelo, por lo que la posibilidad de trasladarlo en los zapatos es baja. Por eso, según el Centro Estadounidense de Control y Prevención de Enfermedades, la mayor parte de los contagios de Covid-19 siguen siendo por no usar mascarilla y por el paso de patógenos desde superficies contaminadas a las manos y a la cara.

Necesitamos desarrollar una cultura de prevención sanitaria estricta y acostumbrarnos a ello, porque el virus no se irá pronto. Así, se deben aumentar los estándares tanto de sanitización como de educación para la esperada vuelta a la normalidad, y esto corre tanto para las bodegas como para toda oficina y espacio de trabajo. Tanto los ciudadanos como las empresas y el gobierno deben exigir la implementación de sanitización permanente y duradera. Y más allá de la desinfección, ésta debe ser hecha con productos sustentables que permitan respirar un aire limpio y sano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: