MINERÍA, FACTOR DE REACTIVACIÓN ECONÓMICA

 

La minería es un rubro que por excelencia necesita de los proveedores para cumplir con las múltiples tareas que abarca una operación. Maquinarias pesadas, equipos y sus mantenciones, labores de limpieza y manejos de residuos, sistemas de monitoreo, alimentación, vestuario, equipos de seguridad y más. Para todo esto, se requiere de empresas externas que abastezcan de materiales y capital humano capacitado para cada uno de los servicios, que permitan que un área de tanta importancia para el país se desarrolle en forma segura, sustentable y rentable.

 

Durante la pandemia, la minería ha sido el faro económico de Chile, gracias a un notable esfuerzo de sus trabajadores, empresas y proveedores, por mantener en pie esta actividad.

El trabajo temprano, permanente y responsable por parte de los diversos actores, han permitido enfrentar cada uno de sus efectos.

 

Pero ¿cómo ven esta situación particularmente los proveedores?

 

Orlando Aramayo, Country Manager de la empresa Latam Investment Group, asegura que “La Gran Minería, por sus dimensiones y volúmenes ha soportado de buena forma el mantener su productividad en estos tiempos, han clasificado algunos costos adicionales en el reordenamiento de RRHH y medidas de control pandémico para no sufrir ausentismo y cumplir aforos y otros dictámenes de la autoridad sanitaria” a esto agrega que “También estos costos se han visto favorecidos por el alza en el valor del producto. Al final del día, hay positivismo en los resultados, porque el precio internacional ha permitido mitigar y controlar, he incluso diseñar nuevas estrategias que benefician la productividad”.

 

Pequeña Minería

 

La Pequeña Minería recibe el primer golpe por la escasez y alza en costo de insumos, considerando que su encadenamiento logístico siempre depende del comercio local o nacional. Sin embargo, asegura Orlando “la falta de inventarios a nivel mundial ha levantado los precios y esto compensa e incluso logra ser un mejor negocio para la PPMM. Hay números azules, pero se está comprobando que la demora y ausencia de abastecimientos y materias primas, importantes necesarias para la operación minera, genera un efecto negativo. Hasta el momento ayuda bastante el actual precio del cobre a nivel mundial”.

De todas maneras, el Country Manager, opina que  “La pandemia quizás no ha afectado tanto al pequeño minero, dado lo aislado de sus emplazamientos, por lo tanto la incidencia en lo laboral no ha sido importante, al contrario, han logrado mantener fuentes laborales activas, tan necesarias en un sector que se mueve más por destrezas personales y experiencia, que por calificación académica”.

 

 

Reactivación minera

 

Orlando Aramayo visualiza la reactivación económica del rubro como positiva: “Los niveles y predicciones del comportamiento del mercado minero, principalmente del cobre, nos hacen suponer a ojos de expertos que tendremos un periodo de tiempo con buenos valores de mercado. Eso dinamiza la mantención, e incluso la apertura de nuevos planteles productivos. Ahora es importante el concurso de las instancias de apoyo como CORFO, ENAMI, SERCOTEC, FNDR para movilizar y activar herramientas y apalancamientos para aperturar y también hacer subir capacidad de explotación y tratamiento”.

 

Revista G&M Gestión Minera N°97

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: