ABB asegura energía crítica para el hospital Félix Bulnes

La compañía trabajó con los diseñadores eléctricos del Hospital para instalar una solución innovadora nunca antes utilizada en Chile, el Interruptor Principal Selectivo (SMCB) S750DR, un dispositivo altamente confiable y adecuado para la protección de circuitos de distribución

 

Considerado el hospital más innovador de América del Sur, el Hospital Félix Bulnes, en Santiago de Chile, es un centro de salud moderno y tecnológicamente avanzado que brinda atención de emergencia para pacientes hospitalizados y ambulatorios a una población de 1,2 millones de personas.

 

Construido en 2015 con materiales ecológicos, arquitectura energéticamente eficiente y tecnología antisísmica, el moderno hospital está ubicado en una de las áreas con menos servicios médicos en Chile. Tiene 523 camas, una superficie de 4,2 hectáreas, 2.500 empleados, 600 contratistas y realiza más de 180.000 consultas externas cada año.

 

El desafío

Para los hospitales, tener un sistema de energía continuo y confiable es fundamental. Todos los sistemas médicos, incluidos los equipos que salvan vidas, como las incubadoras y las máquinas de anestesia, dependen de la electricidad para su funcionamiento. Si se corta el suministro eléctrico, las vidas podrían correr peligro. Dada la importancia del suministro de energía, el hospital necesitaba una fuente de energía de respaldo a través de generadores y sistemas de suministro de energía ininterrumpida (UPS) para garantizar la continuidad, junto con subestaciones eléctricas flexibles que permitan maniobras de by-pass y redundancia para asegurar el suministro de energía en los puntos más críticos.

 

Debido al tamaño de los cuadros de distribución necesarios para un proyecto de tan gran escala, el principal desafío para ABB era instalar una protección de energía de reserva que ahorrara espacio a un costo reducido y con un gran rendimiento.

 

La solución

ABB trabajó con los diseñadores eléctricos del Hospital Félix Bulnes para instalar una solución innovadora nunca antes utilizada en Chile, el Interruptor Principal Selectivo (SMCB) S750DR, una solución altamente confiable y adecuada para la protección de circuitos de distribución.

 

Capaz de proporcionar una fuente de alimentación ininterrumpida y garantizar una selectividad excepcional, el S750DR es la opción ideal para sistemas de energía muy críticos, ya que en el improbable caso de que ocurra una falla, solo el circuito más cercano a la falla se ve afectado, dejando el resto del hospital con una fuente de alimentación para que funcione normalmente. Además, el S750DR es un 20 por ciento más pequeño que los disyuntores de caja convencionales, un beneficio importante cuando el espacio es escaso.

 

El S750DR también permite que los interruptores automáticos se monten directamente en rieles DIN, y ABB pudo optimizar la instalación introduciendo interruptores, incluyendo todos los productos posteriores de la serie S200 (mini-interruptores automáticos).

 

Para complementar el S750 y el S200, ABB entregó una gama completa de soluciones empaquetadas que incluyen Emax 2, Tmax T y System Pro E Power. Tanto Emax 2 como Tmax T, en sus nuevas versiones, ofrecen capacidades inteligentes únicas, para monitorear constantemente el estado de los interruptores automáticos y todas las corrientes por medio del envío de estos datos a la nube. Esto permite que el mantenimiento predictivo se anticipe a los problemas antes de que sucedan, eliminando la necesidad de un mantenimiento programado.

 

 

Los resultados

Con su nueva solución de protección de energía de respaldo implementada, el hospital ahora cuenta con una instalación eléctrica confiable, completa y única, con total selectividad y continuidad de servicio. Los disyuntores Emax 2 y Tmax T permiten que los gerentes de las instalaciones del hospital sean más proactivos desde una perspectiva de gestión de activos digitales, lo que les permite encontrar fallas más rápido y responder antes de que ocurran.

 

En caso de cortocircuito, el S750DR reduce la energía que pasa a través de la instalación en aproximadamente un 80 por ciento, en comparación con las instalaciones convencionales, lo que genera menos estrés en todo el circuito, menos reemplazos y reduce el tiempo de inactividad potencial.

 

El hospital pudo lograr una reducción del 25 por ciento en el espacio total utilizado en las salas eléctricas, ocupando solo 130m2 de espacio para 130 paneles y gabinetes eléctricos, gracias al interruptor S750DR.

 

Juan Yáñez, promotor técnico del negocio de electrificación de ABB en Chile, explica: “ABB tiene una sólida trayectoria trabajando con hospitales para garantizar un suministro eléctrico continuo. Entendemos lo importante que es esto, no solo para el desempeño del hospital, sino para la vida y la calidad de la atención de sus pacientes. Desarrollamos una solución integral que, aunque ocupaba poco espacio, tenía un gran rendimiento

 

Junko Comunicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: