Nataly Rojas Cisterna: Millennial, mecánica y mujer

Nataly es una joven, en apariencia como cualquier otra de su edad, sin embargo sus intereses son distintos pues desde muy niña supo que el mundo de la mecánica la llevaría a desenvolverse en opciones tradicionalmente masculinizadas, debiendo potenciar su fuerza física, mental y su capacidad de adaptación a entornos no convencionales al decidir dedicarse a la mantención de motores.

 

Fue así como optó por ser mecánica y en tercero medio realizó un primer curso de capacitación en el FIT de Antofagasta (Finning Instrucción Técnica) desde donde no ha parado de continuar sus estudios.

 

Ahora -que junto a otras tres mujeres está finalizando su inducción on line para incorporarse como mecánica B en el contrato de Finning con Minera Escondida- tuvimos oportunidad de conversar con ella para saber qué piensa y espera de su futuro laboral en la industria minera.

 

Nacida, criada y educada en la zona nos dice que anhela seguir los pasos de su hermana Lesly, quien también trabaja en Finningen el contratode Sierra Gorda.

 

Al consultarle por su vocación, Nataly nos cuenta que siendo adolescente su interés por las máquinas la llevó a estudiar en el  liceo industrial, donde confirmó su vocación por los oficios técnicos profesionales, la que hoy la tiene cursando su primer año en mantenimiento industrial en Inacap.

 

Respecto de su experiencia con clases 100% online señala: “Si bien es mucho mejor asistir a una clase presencial, dado lo que estamos viviendo creo que es una excelente herramienta para continuar aprendiendo sin correr riesgos de contagio”.

 

Así también destacó que al desafío de ingresar a roles dominados por la presencia masculina no le teme pues está convencida que trabajar en conjunto ayuda a “aprender a respetarnos no tan sólo como seres humanos sino también a respetar nuestras ideas, pudiendo complementarnos para desempeñar nuestros objetivos desde distintas miradas”.

 

“A  mi corta edad, siento que la única diferencia  es el límite de en lo que podemos cargar, usar nuestra fuerza física, ya que no podemos cargar lo mismo, pero siento que la mujer está capacitada para realizar muy bien su trabajo de cualquier forma gracias a la tecnología”.

 

Finalmente, Nataly llamó a otras jóvenes como ella a que se atrevan, “se empoderen y no teman que nosotras podemos trabajar con seguridad en el ámbito de la minería, es un mundo enorme y muy dinámico que nos abre la posibilidad de crecer en lo laboral y también como personas”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: