Estudio Clio Dinámica y Fundación Kodea 95% de los padres considera que los estudiantes deben recibir una adecuada enseñanza en ciencias de la computación

Según un sondeo exploratorio realizado por Clio Dinámica y la Fundación Kodea, entre octubre y noviembre 2020,  los padres consideran clave el contenido de ciencias de la computación para sus hijos y a su vez ellos tienen escaso manejo de lenguaje de programación, lo que se traduce en una barrera para el ingreso de los niños a este mundo.

 

Santiago, 25 defebrero de 2021.- El 2020 fue un año de cambios en todo sentido, donde la educación no quedó fuera. Tanto en Chile como en el mundo, niños y niñas debieron adaptarse a una nueva realidad de educación online remota, donde el rol de los establecimientos educacionales fue fundamental en el proceso de transición. Así lo indica un reciente estudio de la consultora Clio Dinámica para la Fundación Kodea, en el marco de la campaña de educación digital, la Hora del Código 2020, el cual reflejó una positiva valoración de los padres y madres respecto de la adaptación de los colegios al uso de tecnología para educar a sus hijos.

 

De acuerdo a la muestra que encuestó a 680 apoderados, un 75% de ellos consideró que los establecimientos han sabido adaptarse al uso de herramientas online para educar a los niños y niñas en pandemia. De hecho, un 65% de los padres está de acuerdo con mantener algunas clases online posterior a la pandemia. Sin embargo, en ese punto se observa un mayor rechazo de parte de las mujeres, lo cual se explica debido a que muchas de ellas deben asumir en mayor proporción el cuidado de los menores en casa.

 

Respecto del segmento de padres y apoderados con menor nivel de educación, un grupo importante también rechazó esta posibilidad, considerando que en los segmentos más bajos la escuela asume un rol más importante que solo las clases, tomando en cuenta  las actividades extraordinarias, la alimentación, entre otros, tiempo que los padres usualmente utilizan para trabajar.

 

Casi la totalidad de los encuestados coincidió en la importancia de que los más pequeños reciban clases sobre ciencias de computación. Específicamente, un 95% de los padres considera que los estudiantes deben recibir una adecuada enseñanza en ciencias de la computación, lo cual habla respecto del cambio de paradigmas que ha planteado la pandemia, adelantando formas de aprendizaje que se veían aún lejanas.

 

En cuanto al acceso de los hijos a clases online durante la semana, un 62.3% de los padres respondió que sus niños recibieron educación en esta modalidad 5 días a la semana. Sin embargo, la muestra igualmente evidenció que prácticamente 1 de cada 3 niños no alcanzó a recibir cinco días de clases online a la semana. De ellos, un 3,4% reveló que sus hijos no recibieron clases online.

 

El estudio indica que hay opiniones divididas respecto al uso de formas más innovadoras de educar. Pese a que el 2020 fue un año donde se comenzó a utilizar herramientas tecnológicas explosivamente, para diferentes necesidades, destaca entre los padres aún el apego a los métodos más tradicionales de enseñanza.  Ante la pregunta, ¿está de acuerdo con reemplazar libros de papel por dispositivos digitales?, solo un 51% de los encuestados respondió estar en desacuerdo con ello.

 

Para Claudia Jaña, Gerenta de Educación de Fundación Kodea, el estudio revela que “la pandemia nos obliga a dar los primeros pasos para acercarnos al pensamiento computacional, los padres se dan cuenta de la importancia que sus hijos tengan una ruta de aprendizaje que incluya el desarrollo de habilidades digitales, que así como en el colegio aprendemos sobre historia, biología, matemáticas; también es clave aprender ciencias de la computación y ser capaces de entender el mundo digital que nos rodea, desde cómo se construye hasta los dilemas éticos que tiene. Aprender ciencias de la computación desarrolla la creatividad, también la colaboración, lo que nos permite preparar adecuadamente a las nuevas generaciones a enfrentar los desafíos actuales y futuros”.

 

Habilidades computacionales

 

La encuesta también sondeó las habilidades computacionales que tienen los apoderados hoy en día, dando cuenta de algunas brechas importantes de uso de tecnologías entre ellos.Ante la consulta de si los padres utilizan computadoras en su trabajo, el 92% de las personas con educación superior universitaria respondió que sí utilizan dispositivos para trabajar. Mientras que sólo un 52% de las personas con educación básica o media los usan.

 

En cuanto la necesidad de ayudar a los niños en el uso de internet en caso de inconvenientes, el 81% de los apoderados dentro del rango 18-35 años manifestó tener conocimiento para apoyar a sus hijos, mientras que solo un 50,9% de rango 56 y más años se inclinó por la misma opción, lo que habla de la edad como una brecha relevante.

 

Sobre el uso de herramientas digitales en particular, la medición demostró que incluso desde antes de la pandemia ya se usaban plataformas de edición como Prezi, Canva o PicCollage; pero pese al acercamiento a este tipo de herramientas, el manejo de lenguaje de programación sigue siendo una tarea pendiente. Solo un 12,1% de los encuestados respondió afirmativamente a la pregunta de si sabe o no programar en algún lenguaje de programación. De ese grupo, el 23,1% corresponde a hombres, frente a un 6,7% de las mujeres. También se observan diferencias relevantes según niveles de escolaridad, sólo un 3,1% de los padres con educación básica o media respondieron que sí saben programar; versus un 19% de los apoderados con educación superior universitaria.

 

Respecto de estos resultados, Mario Márquez, Jefe de Estudios de Opinión de Cliodinámica puntualizó que “todavía, pese a que los padres refieren que es clave que los establecimientos formen a sus hijos en ciencias de la computación, muchos de estos tienen una visión parcial respecto de lo que son estas ciencias. Las brechas que se observan según algunas categorías claves de la población encuestadas; por ejemplo, se observa una actitud más negativa hacia la mantención de clases on line entre las madres y apoderadas; esto, que en principio se asocia a la sobrecarga que significa para ellas en las labores asociadas al hogar, se asocia al mismo tiempo con que se sienten con menos herramientas que los apoderados para asistir a los estudiantes frente a inconvenientes que puedan surgir durante las clases on line”.

 

 

Qué son las ciencias de la computación

 

Las ciencias de la computación son el cuerpo de contenidos y estudio que permite entender y desarrollar la informática, abarcan las bases teóricas de la información y la computación,  su aplicación en sistemas computacionales para analizar y resolver problemas complejos.

Las ciencias de la computación incluyen programar, pensamiento computacional, data science, networking, cyber seguridad, robótica y machine learning.

 Belén Bersntein

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: