“Nueva Economía del Plástico” Hoja de Ruta al 2025

Antonia Biggs Fuenzalida,

En el contexto global que actualmente vivimos, conversamos con Antonia Biggs Fuenzalida, quien  desde  Fundación Chile, lidera el Pacto Chileno de los Plástico, basado en la “Nueva Economía del Plástico” de la Fundación Ellen MacArthur, con la misión de llevar a cabo la hoja de ruta trazada por los miembros del Pacto hasta el 2025.

El mercado eficiente de reciclaje se da a través de  mejorar la recolección, clasificación y tasa de reprocesamiento. Esto permite, además, reducir drásticamente las fugas de desechos al medio ambiente y reducir los costos externalizados, como son la degradación en el entorno. Esto significa que después de un primer ciclo de uso, el 95% del valor de los empaques de plástico (entre US$80 a US$120 billones) se pierden y terminan en el medio ambiente, generando costos económicos altamente significativos. De este modo, implementar un modelo circular de la economía de los plásticos, generaría una oportunidad aprovechar esos recursos.

Gestión  en tiempos de Pandemia.

¿Cuál ha sido su gestión  en Fundación  Chile durante el  complejo año 2020? 

 

Desde septiembre a la fecha he tenido la desafiante y bonita labor de llevar a cabo, junto con el equipo de Fundación Chile, las iniciativas que fueron trazadas en la Hoja de Ruta del Pacto Chileno de los Plásticos (circulaelplastico.cl). Iniciativas tan diversas como levantar estudios legales sobre trabas y oportunidades de incorporación de material reciclado en envases y embalajes de plásticos, hasta campañas masivas pensadas en cómo comunicar de forma efectiva algunas de las “R” vinculadas a la circularidad del plástico: reflexionar, reparar, reciclar, reutilizar, recuperar, rediseñary reducir.

 

Bajo su perspectiva, ¿cómo visualiza el avance  del país en relación  al objetivo N°12  de la Agenda  2030 y  qué se proyectaría en  beneficios y oportunidades para las Empresas de transitar hacia una Economía Circular post pandemia? 

 

Considerando que el país cuenta con un Programa Nacional de Consumo y Producción Sustentables te diría que tenemos un buen punto de partida para “ordenar la casa”, desde el hacia dónde se quiere ir y qué se quiere lograr desde los sectores que pudiesen realmente mover la aguja: la construcción, el turismo, los sistemas alimentarios y dos herramientas esenciales: las compras públicas del Estado y la información que se le entrega al consumidor.

Ahora bien, respecto a beneficios y oportunidades generalesal transitar hacia una Economía Circular, cabe destacar que la Hoja de Ruta de la Economía Circular que presentó el Ministerio del Medio Ambiente el 21 de diciembre contendrá 32 iniciativas y metas que permitirán de alguna forma generar más y mejores empleos, espacio para la innovación, fortalecimiento de las economías locales, y mejoras normativas que ciertamente pudieran, pensando en las empresas, facilitarpor ejemplo el ecosistema necesario para la aplicación de la Ley REP (Responsabilidad Extendida al Productor o más conocida como Ley de Reciclaje).

 

Factor Económico

 

¿Cuáles son los motivos económicos que hacen indispensable una Transición acelerada hacia la Economía Circular?   

 

Me gustaría destacar que es indispensable una transición acelerada hacia una Economía Circular no solo por motivos económicos sino ciertamente por motivos ambientalesy sociales.No podemos seguir con el modelo lineal que hemos sostenido hasta ahora con el consecuente deterioro de ecosistemas naturales e injusticias sociales derivadas de estos mismos impactos ambientales en el territorio. Ahora bien, en cuanto a motivos económicos la Economía Circular sin duda abre la posibilidad de generar empleos “verdes” y que las actividades que se realicen, con esta nueva mirada o modelo, sean a su vez regenerativas, recuperando así el medio natural y entregando una mejor calidad de vida a las personas.

 

 

¿Cómo impactaría la creación  de empleos verde en Chile con  una mirada  de reactivación sostenible y cuál sería su viabilidad? 

 

A nivel internacional, político y académico ya se plantea que esta crisis, sanitaria, ambiental y social, es una oportunidad para hacer las cosas de mejor forma o en inglés “build back better” (concepto que nace por cierto en el año 2015 y asociado a reconstrucción post desastres naturales).

 

Por tanto, los efectos positivos inmediatos que tendrá esta Economía Circular, será la disminución de filtraciones de residuos al medioambiente, la disminución del consumo de combustibles fósiles como materia prima y también una importante generación de nuevos puestos de trabajos o “empleos verdes” y oportunidades de negocio.

 

Si bien las proyecciones de empleos verdes para Chile son relativamente bajas aún, con la Hoja de Ruta de la Economía Circular como marco central, se abre una nueva oportunidad para estos empleos y una reactivación sostenible ya que en teoría, y según su definición por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),son “empleos decentes que contribuyen a preservar y restaurar el medio ambiente ya sea en los sectores tradicionales como la manufactura o a la construcción o en nuevos sectores emergentes como las energías renovables y la eficiencia energética”. Más aún se hace hincapié en que estos empleos verdes permiten: aumentar la eficiencia del consumo de energía y materias primas; limitar las emisiones de gases de efecto invernadero; minimizar los residuos y la contaminación; proteger y restaurar los ecosistemas; y contribuir a la adaptación al cambio climático.

 

 

Vinculación.

 

¿Qué relevancia concede  a la gestión municipal  en estas materias  y qué impacto  tiene hacia la comunidad? 

 

Los Municipios son los que aplican en el territorio la política pública por tanto sin ellos, y sin una coordinación con ellos, difícilmente se logra el éxito en cualquier materia. Más aun sabiendo que lo que se quiere lograr en el largo plazo es que la economía circular “se instale en todo Chile” tal como señala la Hoja de Ruta del país al respecto, promoviendo un desarrollo local sustentable y compatible con las vocaciones propias de cada territorio.

 

 

Acerca de Antonia.

Antonia es geógrafa de la Pontificia Universidad Católica de Chile con más de diez años de experiencia en gestión de proyectos, coordinación multisectorial y desarrollo de actividades relacionadas con el medio ambiente, principalmente para la implementación de políticas públicas. Durante el período 2015-2017 fue nominada como representante de Género del Ministerio del Ambiente, reportando avances en la materia al Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: