Minería y Medio Ambiente

Por .

Paula Macarena Urbina Tobar 

Estudiante Ingenieria Agrónomo-Pontificia Universidad Católica de Chile .

Magíster En Economía Agraria y Ambiental. -Pontificia Universidad Católica.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en su artículo 1, define el cambio climático como “cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera global y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables”. Este es un proceso que afecta a todos los sectores, por ende, existe la necesidad de mejorar los sistemas productivos y extractivos, con el fin de enfrentar los desafíos que este cambio impone.

Chile es un país que se caracteriza por poseer diversos recursos naturales, uno de ellos son los minerales tales como cobre y litio. La minería por ende, es un sector importante en Chile y tal como se mencionó anteriormente, ha debido adaptarse al cambio climático, por lo tanto, se ha inclinado por tener un proceso más sustentable con el fin de cuidar más el medio ambiente y cumplir con las exigencias de otros mercados, como también con las leyes impuestas.

Dentro del marco de producción más sustentable, diversas iniciativas han sido propuestas, por ejemplo reducción del carbono, mejorar el uso del agua, procesos de biorremediación, entre otros. Sin embargo, es necesario seguir mejorando e invirtiendo en el desarrollo de tecnologías que ayuden a tener una minería más limpia y responsable. Cabe señalar que las ideas propuestas deben tener una participación integral, que no solo considere los procesos mineros, sino que toda la cadena a la cual pertenece, incluyendo a las comunidades. Adicionalmente, es fundamental que las soluciones implementadas posean un enfoque  integral (económico, social y ambiental).

Otro aspecto relevante, para construir una minería más sustentable es identificar los problemas de forma localizada y no proponer una solución global. Esto implica un gran desafío para otras áreas de investigación académica y científica, debido a la gran diversidad de ecosistemas y recursos naturales a los cuales podría estar afectado la minería de forma directa como indirecta, si no se toman las precauciones necesarias.

 

Premisas :

Definimos los ecosistemas como  espacios estructurados y cargados de  componentes físicos, químicos y biológicos que interactúan entre sí y funcionan en armonía y equilibrio, y que proporcionan servicios  imprescindibles para el hombre.

Estos  servicios ecosistemicos  constituyen una base importante en  la economía de las ciudades mineras, sin embargo, pueden sufrir  presiones que ponen en peligro su funcionamiento y sustentabilidad.

Los daños a la integridad y funcionamiento de los ecosistemas y a la salud de las personas, causados por una deficiente planificación y evaluación previa, por condiciones técnicas inadecuadas de las operaciones y del tratamiento de los productos minerales y desechos, además, por el mal manejo de los pasivos ambientales de origen minero y la falta de cumplimiento de los planes de cierre. Pueden  llevarnos a un colapso medio ambiental en ocasiones irreversibles, es por esto hay que estar  atento a  identificar  vacíos y debilidades legales en la regulación de la actividad minera, evitando  una larga estela de destrucción y deterioro irreparable de los ecosistemas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: