Trabajando por una industria minera “Covid-compatible”

Por Arturo Cares, Gerente de HSEQ de Sodexo

 

A nivel mundial estamos viviendo una situación sin precedentes, el COVID 19 vino a cambiar la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En este nuevo contexto,estamos experimentando un proceso donde todas las industrias están analizando cómo seguir y reactivar sus actividades adaptándose a esta nueva realidad y la minería no está exenta de esta situación.

 

Desde nuestro rol de socio estratégico de la industria,hemos estado trabajando codo a codo con nuestros clientes para ayudarlos a reanudar y adaptar el trabajo con confianza ante el nuevo escenario post pandemia. Es un camino desafiante y donde nuestra experiencia internacional ha sido clave para apoyarlos y operar bajo un marco “covid-compatible”.

 

Además de las buenas prácticas, que hemos recogido de nuestro accionar en Europa y Asia, la experiencia local en el rubro de la salud ha sido fundamental, porque hemos replicado protocolos altamente exigentes que nos han permitido anticiparnos en la puesta en marcha de medidas preventivas, desarrollando, por ejemplo, nuevos protocolos de limpieza y minutas de contingencia, en función de las necesidades de la industria minera.

 

En lo que respecta a alimentación el desafío no ha sido menor, ya que se trata de un aspecto central del proceso productivo de la minería.El desarrollar y proveer alimentos de manera segura es algo que se ha transformado en uno de nuestros mayores diferenciales en la industria minera en la era del Covid.

 

Asimismo, la solida estructura de Sodexo como compañía nos ha ayudado -en tiempos de pandemia- a concentrarnos siempre en nuestras principales premisas de trabajo: optimizar aún más lo que hacemos bien, asegurar el stock y estrechar la comunicación con el cliente, poniendo a su disposición toda nuestra experiencia global. También, la generación de alianzas estratégicas ha jugado un papel fundamental en la prevención y en el trabajo con los clientes de la industria.

 

A modo de ejemplo, con la ACHS desarrollamos un completo protocolo respecto a la identificación oportuna de contactos estrechos, lo que nos permitió modelar los posibles escenarios de riesgo para asegurar la continuidad operacional. En esa misma líneageneramos tres ejes de acción: gestión preventiva, donde materializamos más de 100 mil horas de entrenamiento y cerca de 45 mil actividades de prevención por parte de nuestros equipos de HSE y de los responsables operacionales; protocolos de respuesta, desarrollamos 48 tipos de procedimientos COVID 19, lo que nos ha permitido detectar en forma oportuna situaciones de riesgo de contagio, y como actuar cada vez que nos enfrentamos a esta situación; y por último protocolos de seguimiento de salud, o que se ha traducido en más de 2.500 actividades de consejería y seguimiento de la salud de trabajadores y sus familias.

 

Lo que viene a futuro

Todo lo que hemos realizado está enmarcado en el programa “RISE withSodexo”, que considera servicios de limpieza, servicios de alimentación y nutricionales, transformación del espacio y soluciones digitales para ayudar a nuestros clientes y consumidores a reanudar y adaptar el trabajo con una mirada de generar espacios libres de riesgo de contagio.

 

Hoy, todos vivimos los miedos que surgen al volver a nuestras rutinas laborales y en la minería los retos son muchos, y en ese contexto SODEXO cumple un tremendo rol al articular con nuestros clientes acciones para que las personas vuelvan a sentirse seguras en comedores y casinos. Por ejemplo, antes de la pandemia la tendencia era ofrecer una alimentación en una modalidad “full libre elección”, es decir, cada persona podía armar su plato como ellos elegían y querían. Tras el Covid 19, se ha revertido esta tendencia, hacia la modalidad “full dirigido”, eliminando la opción de manipulación alguna de los alimentos y utensilios por los usuarios, centrando esa responsabilidad en el equipo de SODEXO. Éste cambio, aunque parece simple implica una gran comunicación y coordinación con nuestros clientes, y por otra parte a realizar una también coordinada gestión del cambio de comportamiento de sus colaboradores.

 

Así como hoy estamos trabajando con nuestros clientes para lograr ambientes más seguros frente a los riesgos del COVID 19, estamos ciertos que también tenemos una serie de desafíos emergentes de cara a nuestros equipos, en ese sentido uno de los más urgentes tiene relación a la salud mental de las personas, ya que los obligados cambios de hábito al interior de los campamentos, la permanente preocupación e incertidumbre respecto de los riesgos asociados al virus, así como una mayor preocupación por las familias, nos obliga al desarrollo de estrategias de prevención de salud mental, lo que iniciamos junto a un equipo de psicólogos y los equipos de RRHH de SODEXO.

 

Aún hay mucho por trabajar y por descubrir en este año marcado por el coronavirus, y más aún mucho por reflexionar, pero claramente una de las grandes enseñanzas del Covid 19 es que ubicó a la salud y seguridad laboral en un espacio distinto de prioridad, que si bien ya era importante para la minería, hoy adquiere una condición de prioridad intransable. La tarea, sin duda es muy extensa, pero es labor de todos transformar la minería en una industria “covid-compatible” en cada uno de los eslabones que componen sus operaciones.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: