El valor de la mujer en la nueva minería

  • A través del programa Mentorías, impulsado por el ministerio de Minería, Minera Valle Central lleva tres años abriendo espacios de información y formación para mujeres que nunca han estado en el rubro. El programa está especialmente diseñado para que ellas dejen atrás los mitos y se motiven por trabajar en esta industria, aportando talento, conocimiento y buenas prácticas hacia la minería del futuro.

 

Hablar de mujer y minería era algo impensado en Chile hace 20 años. Pero los tiempos y la industria han cambiado. Hoy, la participación femenina se ha transformado en un foco importante para el desarrollo del rubro,entre otras cosas, porque ayuda a mejorar su productividad.

Estudios así lo avalan. Un análisis del Ministerio de Economía señala que, si el país incorporara a 100 mil mujeres más al mercado laboral, el PIB crecería en 0,65%.

Actualmente la fuerza laboral femenina de la gran minería es de un 8,1%, según el último Estudio de Fuerza Laboral 2015-2024 que realizó el Consejo de Competencias Mineras, del Consejo Minero. Si lo comparamos con otros países mineros como Canadá, que tiene una participación femenina de un 20%, o Australia, que tiene un 16%; sin duda estamos al debe. Pero para hacer más justa la comparación estas cifras las debemos plantear en un escenario completo.

En Chile, la tasa de incorporación de mujeres al trabajo es una de las más bajas de Latinoamérica, y somos el sexto con menor participación femenina entre los países de la OCDE, inferior al 54,1% que es el promedio del bloque. Claramente estamos frente a un problema país, que sin duda la industria está trabajando, pero que no puede resolverlo sola.

Minera Valle Central, la única empresa en el mundo que trata relaves a gran escala, ha seguido con atención el camino recorrido por países como Australia y Canadá, que han impulsado diferentes iniciativas para abrir los espacios de participación femenina como: cuotas de género, herramientas de reclutamiento, promoción y retención de las mujeres en la industria, o el desarrollo de estudios afines.

Siguiendo esos ejemplos, la minera chilena hoy lleva adelante iniciativas que bien vale la pena destacar. El programa Mentorías, impulsado por el Ministerio de Minería, es uno de ellos.

  • Desde el año 2016, estudiantes de los cinco liceos de especialidad minera de la Región de O’Higgins, son acompañadas por trabajadoras de la División el Teniente de Codelco y de Minera Valle Central. Durante tres meses, en jornadas de un día a la semana, ellas reciben entrenamiento y herramientas que les permiten fortalecer sus capacidades para que el día de mañana puedan desenvolverse con éxito en la industria minera, señala Mariely Mardones, supervisora de Comunicaciones de Minera Valle Central, periodista de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Uno de los grandes objetivos de este programa es incentivar la inserción de la mujer en la industria minera, en igual condición que los varones. Este último aspecto fue el que más llamó la atención de Minera Valle Central, pues en sus políticas internas está definido desde los orígenes que las mujeres no deben ingresar por cuoteo, sino por sus condiciones, habilidades y talentos.

Las trabajadoras de la firma que han participado de este proceso de acompañamiento señalan que la experiencia ha sido muy enriquecedora, pues más allá de entregarles información acerca de lo que significa trabajar en minería, han reforzado sus propios conocimientos, aprendido metodologías de enseñanza y, lo más importante, han potenciado sus habilidades blandas y capacidad de liderazgo.

 

  • En todos estos años, nueve de nuestras profesionales han participado en el programa Mentorías. Y para todas, sin excepción, ha sido una experiencia muy enriquecedora. En el programa que se está desarrollando ahora, durante los meses de agosto y a noviembre de 2019, las mentoras son Camila San Martín, Coordinadora de Producción de Minera Valle Central; Francesca Vásquez, Analista de Mantenimiento; y Mariela Candia, Supervisor Químico. Todas son profesionales. Camila es Ingeniera Metalurgista de la Universidad de Santiago, Francesca es Ingeniero Comercial de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Mariela Técnico Laboratista Químico Industrial del Instituto Propam, cuenta Mariely Mardones, que en los cinco años que lleva en la firma, también ha formado parte del grupo de mentoras.

 

 

Impacto real

 

El programa Mentorías tiene recién tres años. Por lo mismo, aún no es posible medir su impacto en términos de inserción laboral, pues ninguna estudiante ha egresado. Sin embargo, es importante mencionar que todas las alumnas que acceden al programa tienen la opción de postular a realizar su práctica profesional en la empresa y, ciertamente, participar de algún proceso de postulación.

En el programa en curso, están participando alumnas del Liceo Polivalente de Machalí, específicamente, Valentina Carreño, Krishna González, Ixi Quinteros y Catalina Cabezas. Llevan tres sesiones, en las cuales se han desarrollado charlas de bienvenida y presentaciones, como “Conociendo el Mundo del Laboratorio” y “Nuestra Producción en Planta”.

 

Hasta ahora, la experiencia ha sido muy positiva.

  • Estoy muy contenta de recibir acompañamiento de colaboradoras de Minera Valle Central. Nunca imaginé que nos iban a mostrar las cosas con tanta realidad. Por ejemplo, cuando estuvimos en el laboratorio, pudimos ver las muestras, y la forma rápida y eficaz que tienen todos para trabajar, señala Catalina Cabezas.

 

  • El programa Mentorías es una gran oportunidad. No solo para nosotras, que adquirimos conocimiento esencial respecto de lo que significa trabajar en una minera, sino también para las mentoras, que al enseñarnos, corroboran todo lo que saben. Me ha gustado mucho la confianza con que nos han tratado. Nos han mostrado sus procesos con total apertura y se nota que no hacen este trabajo “por cumplir”. Creen en nosotras, nos apoyan, nos aconsejan, nos animan y nos dan esperanzas sobre el futuro que podemos tener, señala Ixi Quinteros.

 

 

¿Por qué entraron al programa? – Les peguntamos.

 

  • Yo me inscribí en el programa Mentorias para reencontrarme y saber si finalmente lo mío es realmente la minería. Llevamos solo tres jornadas, pero ya tengo claro que mi meta es poder realizar una buena práctica aquí en MVC, aprender de ustedes y el día de mañana poder sumarme a su equipo de trabajo, dice Ixi Quinteros.

 

  • Yo no tenía planeado seguir estudiando minería. Incluso estaba evaluando otras alternativas. Pero con este programa, y el apoyo de las mentoras de MVC, estoy pensando seriamente dedicarme a la minería, dice Catalina Cabezas.

 

Los testimonios son elocuentes…

  • Estamos convencidos de que la incorporación de más mujeres al trabajo en minería es un gran aporte al sector, más allá de generar beneficios para la empresa, produce modelos laborales más productivos, integrales e inclusivos, asegura Mariely Mardones.

Está demostrado que las empresas que incorporan mujeres producen mejoras sustanciales en cuanto al trabajo en equipo, seguridad, resolución de conflictos, toma de decisiones, sensibilidad social y rigurosidad en el trabajo, entre otros.

Por lo mismo, Minera Valle Central seguirá trabajando por derribar las barreras de entrada de la mujer a la industria y continuará con su cruzada de dar a conocer las oportunidades y los procesos que existen para su integración, tanto en las carreras universitarias como en los cursos de formación técnica.

Para las mujeres, el gran desafío está en ver la industria como una oportunidad de desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: