Mantenimiento de Calderas

Por Francisco José Hernández Alonso,

Ingeniero de Proyectos de VisionTIR.

 ¿Qué beneficios tiene para las industrias realizar un mantenimiento periódico de sus calderas?

Realizar un mantenimiento de carácter preventivo en una caldera conlleva el alargamiento de su vida útil, al mismo tiempo que entrega la posibilidad de detectar a tiempo situaciones que podrían derivar en un fallo del funcionamiento de la misma. Con esto se permite la reparación mediante una parada programada, lo que disminuye las grandes averías e interrupciones no previstas en la producción. Gracias a la visión termográfica del interior de una caldera, se puede obtener la forma de llama,comprobar la combustión, optimizar el control de procesos o conocer la temperatura en todos los puntos de una pared interior, entre otros beneficios.

 ¿Qué aspectos fundamentales debe considerar una rutina habitual de mantención de estos sistemas térmicos?

El sistema de monitoreo continuoProTIR, basado en cámaras termográficas de alta resolución y un software específico, proporciona imágenes radiométricas en tiempo real donde se obtiene con una alta precisión la temperatura en el interior de hornos, enfriadores, incineradores y calderas industriales.

El sistema presenta bajas necesidades de mantenimiento. Estas tareas son la limpieza o reemplazo de filtros de aire inspección visual de los distintos elementos eléctricos que lo conforman.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable realizar estas tareas?

El tiempo de realización de tareas de mantenimiento varía según el tipo de caldera, combustible, condiciones de operación, horas de funcionamiento, etc. Pero en cualquier caso, el mejor mantenimiento será aquel que en cada momento asegure un funcionamiento óptimo de la instalación, lo que hace que sea un mantenimiento que esté presente en el día a día.

¿Qué tecnologías pueden facilitar el proceso de revisión de estos sistemas térmicos?

Mediante el monitoreo continuo del interior de una caldera con termografía, se puede conocer su estado de operación y comprobar en tiempo real si se están produciendo situaciones en las que la combustión no sea óptima y, por lo tanto, puedan aparecer futuras averías.

Más allá de la manutención preventiva y periódica de los sistemas térmicos, ¿qué señales pueden indicar que una caldera está funcionando de manera inadecuada?

La disminución del rendimiento de una caldera puede ser la señal de que el punto de operación de la misma no es el adecuado. Otro indicador es la acumulación de gases en su interior, que aparece como consecuencia de fallos en el funcionamiento.

¿Qué recomendaría hacer en esos casos?

Actuar cuanto antes, siguiendo los procedimientos internos de cada planta para tratar de evitar un daño irreparable de la caldera.

 

Más información en www.instrumining.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: