La veta empresarial está en las mujeres

Kathleen Viera, Gerente de Administración y Finanzas – METAPROJECT

Para nadie es un secreto que cada día las mujeres se han ido haciendo parte más activa de la sociedad en general: campo laboral, desarrollo económico, mundo empresarial, y más. Pero un punto importante en esta integración la juegan las empresas, quienes adaptándose a los nuevos tiempos, abren las puertas y entregan las herramientas para que esto sea posible. Así lo ha entendido Metaproject, y hoy conversamos al respecto con Kathleen Viera, Gerente de Administración y Finanzas de la compañía y única profesional acreditada para certificar bajo la Norma ISO 31.000 de riesgos operacionales.

 

Metaproject es una empresa que tiene ya 27 años, siendo escuela para muchos grandes profesionales que hoy se encuentran en la industria minera.

Con el paso del tiempo, la Compañía se ha trasformado en un Holding realizando muchos cambios, pues aseguran siempre estar abiertos a innovar, y hoy pueden decir orgullosamente que son parte de la inclusión que tanto busca el país, debido a que tienen una alta tasa de mujeres, así como profesionales extranjeros. De hecho, el porcentaje de participación femenina es de un 37% a nivel empresa, y 50% en directorio, además en plena etapa de internacionalización con oficinas en Perú, Ecuador, y muy pronto México.

 

¿Qué análisis merece la frase: “La veta empresarial está en las mujeres”?

Hoy en día las mujeres se están empoderando en todos los ámbitos, capaces de tomar decisiones propias tanto en lo familiar y en lo empresarial. Ello ha sido un boom que se ha expandido a todos los sectores industriales incluso en la minería lo cual siempre ha sido un tema tabú. Ya han quedado atrás aquellos años en que a las mujeres se les limitaba su crecimiento en las organizaciones a cargos medio con responsabilidades básicas. Si la veta es la riqueza, entonces nuestras mujeres son nuestra riqueza.

Lo que algunos llaman a la mujer como la nueva veta empresarial, yo lo entiendo como un potencial que siempre se quiso tapar con un dedo y que hoy en día las mujeres ya estamos empoderadas de nuestras capacidades y nos desafiamos día a día, donde el fracaso ya no nos da tanto miedo como antes y contamos además con el respaldo de nuestros seres queridos. A modo de ejemplo, según un estudio publicado en 2017 por GEM Chile (Global Entrepreneurship Monitor) se deja en evidencia que la brecha de genero sobre personas que se involucra en emprendimientos se ha acortado enormemente llegando al punto de alcanzar 7 mujeres emprendedoras por cada 10 hombres, destacando regiones principalmente mineras como lo son Tarapacá y Atacama donde la relación es 1:1. Este nivel de confianza en las mujeres Chilenas nos ubica por sobre la OECD donde este indicador llega a 6 sobre 10

 

¿Cuál, considera, ha sido el principal factor que ha permitido a la mujer ser parte hoy en día del mundo empresarial?

 

Creo que es la combinación de una mayor confianza en sí misma y en las capacidades de nuestro género. La mujer de antes era “machista”, confiaba en la labor y decisiones del hombre limitándose a la administración de temas cotidianos. En la actualidad, sentimos que el primer paso ya fue dado y ahora queremos ver que tan alto podemos llegar, nuestras habilidades para tratar temas desde otro punto de vista nos abren puertas que antes estaban cerradas por no ser consideradas un aporte. Es muy difícil encontrar una mujer, ya sea emprendedora o que pertenezca a un conglomerado empresarial, que no defienda sus convicciones y se sienta amedrentada por no tener capacidades.

Hoy en día existen diversos grupos de apoyo que les entregan a las mujeres herramientas para desarrollarse y empoderarlas para nuevos desafíos. ¿Han oído hablar de genias.cl? Allí hacen clases principalmente a mujeres que deseen iniciar su propio emprendimiento. Las clases se enfocan en enseñar conocimientos básicos pero muy útiles para desarrollar un negocio.  Incluso el SENCE está ofreciendo capacitaciones gratuitas además de un subsidio de $300.000 exclusivo para mujeres. Esta red de apoyo, aunque todavía le falta mucho por mejorar y ser una plataforma potente, es un peldaño que antes no existía para las mujeres.

Hoy estamos CONFIANDO en nuestras capacidades como mujeres al igual que la sociedad y ya es parte de nuestra cultura.

 

¿Cuál es su gestión en Metaproject con la industria que le toca interactuar? ¿Cuál es el rol principal que le ha tocado desempeñar?

 

Nuestra experiencia de negocios se basa principalmente en el sector minero, energía, ingenierías de infraestructuras de gran envergadura, instituciones del gobierno, entre otras.

Comencé trabajando hace 10 años en el área de Tesorería de la compañía, donde debía negociar contratos, condiciones de pago y manejo de contrapartes con clientes para cumplir con los compromisos de la empresa.

A medida que pasaban los años, fui adquiriendo mayores responsabilidades como el departamento de recursos humanos y beneficios, administración de contratos de alta complejidad así como la relación con distintos consorcios que tenemos con empresas en Chile.

Actualmente me desempeño como Gerente de Administración y finanzas, liderando un equipo con aproximadamente 10 profesionales. Estoy a cargo de las Finanzas de todo el grupo Metaproject y esa confianza hace tener un desafío permanente y constante de sacar rentabilidad, al dinero.

Debo agregar que el sector minero es con la cual mantengo un lazo más estrecho y ocupa gran parte de nuestros esfuerzo. En dicho rubro todavía tenemos una gran deuda como mujeres, en donde nuestra presencia es solo del 8% y confío en que seremos más que capaces de acortar esta brecha en los próximos años

 

¿Qué es lo más difícil de estar inserta en una realidad que era tradicionalmente masculina?

 

Tener que hablar fuerte para que te escuchen y golpear la mesa para que comprendan. Como lo mencioné anteriormente, las mujeres no nos conformamos sólo con la posición que me entrega la empresa, buscamos alcanzar nuestros objetivos. El tener que reaccionar de esta manera no cae bien en muchos colegas y siempre existe quién intenta “sentimentalizar” tu gestión para opacarla. Es común escuchar expresiones como “las mujeres son sentimentales” “no contrates mujeres porque si no vas a tener peleas en tu área” “mucho cahuín mejor contrátate hombres” “es muy niña” en fin podría seguir nombrando ejemplos de “modelos mentales machistas” con los cuales tanto yo como otras mujeres nos enfrentamos día a día y que depende de nosotras cambiar esta percepción. Nuestro foco debe estar en demostrar que somos todos igual de capaces independiente del género. Eso es lo más difícil de coexistir en un ambiente machista.

 

¿Cuáles son las claves para ser una mujer exitosa en este rubro?

 

Esfuerzo (mucho), confianza, y humildad. Debes esforzarte por aprender nuevas formas para llevar a cabo las cosas, cómo se maneja una empresa, todos los aspectos legales y una lista sin fin de cosas. El conocimiento es una real herramienta de progreso. No puedes esperar alcanzar tus objetivos si no trabajas y estudias tus posibilidades e instrumentos para lograrlos. Creo que son muy pero muy pocos los que tienen ese “golpe de suerte”. Debes confiar en lo que haces pero sin perder el norte, sin ser soberbios. Debemos comprender que cuando integras equipos de trabajo, que la gente con la que trabajas puede tener mejores ideas que tú. Y debes aceptarlo pues tu objetivo es alcanzar la meta y generalmente no lo haces solo.

Termino con una frase que me gusta mucho y lo aplico día a día:

 

“El secreto para cambiar es concentrar toda tu energía no en luchar contra lo viejo sino en construir lo nuevo”.

 Sócrates

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: