La importancia de los Sistemas de Antenas Distribuidas para la Minería

Debido al amplio uso de dispositivos móviles e Internet, las empresas y sus trabajadores necesitan estar la mayor parte del tiempo conectados. Las compañías son cada vez más dependientes de los servicios de voz y datos, por lo tanto, es imperativo contar con una cobertura adecuada. Impedimentos como la alta demanda de ancho de banda, los obstáculos físicos (como el vidrio u hormigón), pueden disminuir la confiabilidad de las comunicaciones y, por ende, entorpecer las labores del día a día.

Lo anterior cobra mayor relevancia en zonas inhóspitas, con climas extremos, construcciones o edificaciones subterráneas, entre otras. Incluso, es imprescindible cuando ocurren situaciones de crisis o emergencias, para dar aviso y solicitar apoyo táctico. Por eso las empresas deben contar con sistemas de radiocomunicaciones robustos e interoperables, los que potenciados con la inclusión de las soluciones de antenas distribuidas, pueden evitar cualquier tipo de dificultades de operación y a la larga potenciar la eficiencia del negocio.

Es por esto que los Sistemas de Antenas Distribuidas (DAS, por su sigla en inglés de Distributed Antenna Systems) resultan una buena opción ante la falta de cobertura, especialmente en la minería subterránea, por sus ubicaciones y naturaleza de operación.

Estas soluciones se conforman por un grupo de dispositivos conectados digitalmente a un transmisor, los cuales convierten la señal digital, en una emisión de radiofrecuencia que se distribuye en diferentes sectores. En términos simples, están distribuidas en un espacio y comparten una fuente común. Para el sector minero, esta es la solución ideal para cubrir túneles y galerías.

Si bien las antenas DAS se usan hace ya bastante tiempo, con el aumento de la demanda por cobertura inalámbrica en todas partes, han ido evolucionando en sus prestaciones, lo cual hoy permite incluir múltiples frecuencias de transmisión y recepción, lo que las transforman en un buen activo para el funcionamiento de las empresas.

Por ejemplo, con el uso de este tipo de tecnología es posible efectuar el telecontrol de equipos mineros de faenas subterráneas, lo cual permite relocalizar al personal del interior de la faena, disminuyendo su exposición a riesgos inherentes al negocio. De esta forma, se pueden tomar mejores decisiones a futuro y predecir variables.

En casos extremos, como una emergencia, es vital contar con una señal robusta, potente y amplia, que se extienda por cada rincón del espacio y permita a los diferentes actores estar conectados y comunicados entre sí, incrementando la seguridad y convirtiéndose en una solución rápida y acertada que esté acorde al nivel de la organización.

Las ventajas de contar con soluciones DAS son infinitas, pero la más importante es que son una herramienta primordial para brindar mayor cobertura en zonas difíciles, donde las torres y repetidores resultan ser poco prácticos. Más allá de estos aspectos más técnicos, en la actualidad, las empresas y sus trabajadores necesitan estar conectados 24/7.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: