Empresas asumen situación de violencia que viven las trabajadoras

 

Diversos representantes del ámbito empresarial, minero, gremial y del ámbito público convergieron en el seminario “Equidad género y trabajo: desafíos y oportunidades” organizado por el SernamEG, a fin de compartir experiencias exitosas de inclusión de mujeres en trabajos relacionados con la minería, en un proceso que no ha estado exento de pesquisar y atender casos de trabajadoras que viven violencia de parte de sus parejas o ex parejas.

Las empresas, y en especial aquellas que han certificado la norma NCh3262, han implementado procedimientos para prevenir la violencia intrafamiliar, por cuanto es una causa que repercute en una baja productividad y porque afecta el clima laboral.

Para la seremi de la Mujer y la EG, Katherine Veas Ríos, este tema tiene directa relación con la campaña contra la violencia de género que lidera el Ministerio de la Mujer este mes, iniciativa que apunta a destacar el compromiso de la población para denunciar a tiempo y es por ello que valoró la creación de protocolos en las empresas para atender a trabajadoras afectadas por este flagelo, “porque es una situación compleja que se traduce, por ejemplo, en la falta de concentración en las actividades que realizan, pero por medio del trabajo conjunto podemos erradicar este tipo de situaciones”.

El seminario, organizado por el programa Buenas Prácticas Laborales con Enfoque de Género del SernamEG, contó con la exposición de representantes de entidades como Laboratorios Bagó que fue una de las primeras compañías a nivel país en certificar la norma NCh3262, producto de la cual generaron diversas acciones tendientes a controlar la agresión que pudiesen estar viviendo las trabajadoras.

“Ocurrían diversos tipos de violencia que nadie sabía, porque era un tema privado. Cuando vivimos un femicidio nos dedicamos a armar equipos de monitores para pesquisar si había más mujeres afectadas porque esto, sin dudas, afecta la productividad” afirmó la coordinadora del Sistema de Igualdad de Género de Bagó, Maritza Briones Gajardo.

Estas medidas cobran cada vez mayor importancia en el ámbito empresarial, porque hay entidades como Fulcro que han demostrado que la incorporación de mujeres fue un factor determinante para repuntar las magras cifras en la productividad registradas en 2015 a consecuencia de la crisis del cobre, en opinión del gerente del Centro de Certificación de Competencias Laborales de Fulcro, Boris Aguilera Manzano, debido a lo cual se interesaron en certificar la norma NCh3262 y plantear como meta un cincuenta por ciento de dotación femenina en el corto plazo.

Codelco división ministro Hales, Essbío, Red por la Equidad de Género de la Universidad de Talca y Universidad de Chile fueron otras de las entidades que relevaron medidas novedosas para la permanencia de las trabajadoras como el modelo Alerta Temprana de minera ministro Hales, las mesas de género en todas las divisiones de Codelco, el aumento de días de post natal parental por sobre lo que dicta la ley, la adecuación de la jornada laboral para estar más tiempo en familia o los planes para incentivar a empresas colaboradoras de la gran minería a continuar con medidas semejantes.

Por lo pronto, Bagó se abocará a la tarea de generar planes de seguimiento a las trabajadoras que vivieron violencia y no quedarse sólo en la contención y capacitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: